Dado el escenario de partida, el comité de empresa y los trabajadores dan por bueno el acuerdo, y esperan que sea el inicio de uno de tantos compromisos necesarios para ratificar la importancia de este servicio diario para la sanidad y para la población, tanto en la urgencia y la emergencia como en el transporte colectivo y el secundario.

El nuevo convenio incluye una reducción de jornada, que por primera vez baja de las 1.800 horas anuales, y la mejora de los salarios en un 24 por ciento en el cómputo total de la vigencia del convenio.

Además, este acuerdo resuelve, en parte, la imposición de turnos que han sufrido los trabajadores desde la llegada de Ferrovial.

El comité de empresa también ha pactado la regulación de la bolsa de horas y la regulación de la elección de las vacaciones, quedando pendiente para una posterior negociación los calendarios laborales y el protocolo para el dispositivo de localización.

La firma del convenio colectivo es de gran importancia para los trabajadores ya que, desde 2011, solo habían tenido un incremento en sus nóminas de 3,07 euros y habían sufrido la congelación de la antigüedad durante los años 2012-2013.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.