El PSOE lidera pero cae en todas las provincias y Ciudadanos supera al PP en las cuatro más pobladas

  • El PP pierde votos en todas las circunscripciones e incluso en Sevilla pasa a ser cuarta fuerza.
  • Adelante Andalucía sale beneficiada como coalición y es segunda en Huelva, Córdoba, Cádiz y Sevilla.
  • Los naranjas duplicarían su presencia, por ejemplo, en Granada.
Susana Díaz, en el inicio de campaña.
Susana Díaz, en el inicio de campaña.
EFE

La coyuntura en la que se viven las elecciones andaluzas del 2 de diciembre es distinta. El adelanto electoral ha precipitado todo, y los discursos de los candidatos empiezan centrándose más en desgastar al resto. Susana Díaz apela a su labor del pasado, el PP a acabar con cuarenta años de socialismo, Cs a ser la alternativa, y Adelante Andalucía se erige como la alternativa "de la gente".

Pero esos objetivos pueden descentralizarse. Según la encuesta de Metroscopia para Henneo, el PSOE es capaz de aguantar el tipo como primera fuerza a pesar de experimentar tímidas pérdidas. Mientras, Ciudadanos es el único que crece de manera exponencial en todas ellas.

Para el PP la situación es más complicada: cae en picado. Tanto es así, que reduce su porcentaje de voto entre cinco y diez puntos en cada una de las provincias. La situación de Adelante, es, como poco, inestable. ¿Cuáles son las claves en cada circunscripción?

Almería

En Almería, el PSOE, con el 32.8% de los votos, mantendría intacto su caudal electoral y sería la primera fuerza política de la provincia con una distancia de cinco puntos respecto al PP (27,6% de los votos).

Peor sería la situación del PP. La formación de Juanma Moreno tendría 9,4 puntos porcentuales menos que en 2015 cuando logró el 37% de los votos. A pesar del descenso, sigue siendo la provincia donde el PP obtendría su mejor resultado (27,6%), aunque por debajo del 30%. Los puntos que pierde el PP son prácticamente los mismos que gana Ciudadanos (9,6), que obtendrían un 19,4%.

Adelante Andalucía, con el 14,3%, lograría, por su parte, agregar prácticamente los votos que en 2015 obtuvieron Podemos (10,9%) e IU, que con el 4,2%, no consiguió escaño. Los escaños se repartirían de manera igual entre el centro izquierda y el centro derecha: seis contra seis.

Almería.
Almería.

Cádiz

Cádiz tiene una particularidad. Registra el peor resultado del PSOE en todas las provincias. Nunca antes los socialistas obtuvieron menos del 30% de los votos (26,9%) en Cádiz en unas elecciones al Parlamento de Andalucía. Podría perder hasta dos escaños. Por otro lado, Ciudadanos duplicaría su resultado de 2015 (del 10,4% pasarían hoy al 22,4%) y podría conseguir entre tres y cuatro asientos en la Cámara andaluza.

De ese contexto sale muy perjudicado el PP, que pasaría a ser tercera fuerza en la provincia. Perdería algo menos de seis puntos, lo que en escaños se traduciría en uno menos que hace tres años. Asimismo, con el 25,4% de los votos y cuatro escaños, la coalición liderada por la oriunda de Cádiz y candidata a la Presidencia, Teresa Rodríguez, repetiría los mismos resultados que obtuvieron en conjunto.

En Cádiz se produciría, por tanto, una 'derechización', marcada sobre todo por el trasvase de votos de PSOE a Cs, la única vía de circulación significativa entre los espacios de izquierda y derecha: casi el 15% de votantes que apoyaron a Susana Díaz en 2015 se inclinarían hoy por Juan Marín.

Cádiz.
Cádiz.

Córdoba

Córdoba se tornaría de nuevo en una plaza complicada para los socialistas. Con el 31,9% de los votos perdería uno de sus actuales cinco escaños. Esta caída de cuatro puntos respecto a 2015 (36%), que supondría el peor resultado de la historia del partido en unas autonómicas en Córdoba.

Adelante Andalucía conseguiría el 23,1% y mejoraría así solo unas décimas el resultado en conjunto de Podemos e IU en 2015 (22,6%). El PP lograría el 21,2% de los votos y mantendría tres de los cuatro escaños con los que cuenta ahora: cae seis puntos pero mantiene la tercera posición.

Ciudadanos lograría el 17,8% de los sufragios, diez puntos más que en 2015 (7,7%). Esto le permitiría sumar un escaño al que ya tiene en el Parlamento. En Córdoba no superaría al PP pero conseguiría reducir la actual distancia de casi veinte puntos a solo tres.

Córdoba.
Córdoba.

Granada

Granada es una de las provincias en las que mejor aguanta el PSOE: con el 32,5% de los votos conservaría los cinco escaños que ahora tiene (la única provincia en la que no pierde representación) y se mantendría en primera posición a gran distancia del resto de partidos.

De nuevo, Ciudadanos sería segunda fuerza por delante del PP. Con el 22,2% duplicaría su resultado de 2015 (9,6%) y obtendría tres asientos en el Parlamento, dos más de los que tiene ahora.  El PP, con el 20,2% de los votos, caería diez puntos respecto a las últimas elecciones (30%), y perdería un escaño.

De los tres escaños que sumaron Podemos e IU en 2015, Adelante Andalucía solo mantendría dos en la provincia granadina. Es la única circunscripción en la que la coalición electoral perdería representación parlamentaria respecto a las anteriores elecciones.

Granada.
Granada.

Huelva

Huelva es territorio hegemónico de la izquierda. El PSOE (39%) y Adelante Andalucía (20,2%) sumarían juntos el 59,2% frente al 34,6% que podría sumar el PP (19,8%) y Ciudadnos (14,8%). El Partido Socialista, pese a una pérdida mínima de dos puntos, (del 41% al 39%) ampliaría su ventaja respecto a la segunda fuerza, ahora Adelante Andalucía, con el 20,2%. La coalición mandaría al PP de nuevo a la tercera posición. Los de Moreno perderían un escaño respecto a 2015.

Ciudadanos ganaría un escaño y duplicaría sus votos del 2015: del 7,2% pasaría ahora al 14,8%. Pese a ello es en el actual mapa de distribución territorial, la provincia de Andalucía donde la formación naranja obtiene menor porcentaje de votos.

Huelva.
Huelva.

Jaén

A pesar de que el PSOE se mantiene firme como primera fuerza, pierde casi cinco puntos: del 42,7% al 37,9%.  Su distancia al segundo, el PP, se ampliaría hasta más de 16 puntos. Y es que los populares perderían ocho puntos respecto a las elecciones anteriores.

Adelante Andalucía, con el 18,5% optimizaría al máximo los votos que por separado tuvieron Podemos (11.1%) e IU que con un 3,9% no logró escaño en 2015. Juntos, esta vez, obtendrían dos escaños.

Ciudadanos, por su parte, crecería más de once puntos desde el 6% al 17,3%, crecimiento que le serviría para entrar con dos escaños en el Parlamento regional. De nuevo, la formación naranja se elevaría como la gran beneficiada de los comicios.

Jaén.
Jaén.

Málaga

Es la provincia con mayor igualdad. Las cuatro fuerzas políticas principales estarían en menos de seis puntos de diferencia. La mayor, sería el PSOE, con el 25,1%, la menor, Adelante Andalucía, con el 20.6%. Ciudadanos (24,6%) y PP (22,1%) ocuparían las posiciones intermedias.

La formación naranja sería la segunda fuerza, pero no solo eso, sino que además estaría a solo medio punto de acabar con la hegemonía de los socialistas.

El resultado del sondeo sería el peor para el PSOE (25,1%) de toda la serie electoral autonómica desde 1982 hasta hoy. Solo en Cádiz y en Málaga, los socialistas quedan por debajo del 30% de los votos.

Málaga.
Málaga.

Sevilla

El PSOE con el 32,1% -seis puntos menos que en 2015- reduciría a menos de diez puntos su distancia con el segundo, ahora Adelante Andalucía (con el 22.4%).

Con la subida de casi trece puntos (del 9,1% al 21,9%) de Ciudadanos, el centro derecha se reforzaría en la circunscripción, pasando del 31,1% (PP y Cs) en 2015 al 38,7% estimado en esta ocasión.

Sevilla sería testigo, además, de un nuevo batacazo de los populares. Con el 16,8%, obtendría en en la provincia el peor resultado de todas las circunscripciones andaluzas y quedaría como cuarta fuerza política.

Sevilla.
Sevilla.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento