Un camión de los Bombers de la Generalitat.
Un camión de los Bomberos de la Generalitat. ACN

Las lluvias se cobraron este jueves la vida de un hombre que se cayó en la riera de Sant Ferrilo, en la Garrotxa (Girona), donde una intensa lluvia ha causado cortes de tráfico, corrimientos de tierras y pequeñas inundaciones.

Seis dotaciones de los Bomberos de la Generalitat trabajaron en la búsqueda de un hombre que, según testigos oculares, se había caído a la riera que, al igual que muchas otras de Cataluña, bajan con mucha más agua de lo habitual, por lo que desde la Generalitat pidieron extremar la prudencia y evitar ríos y rieras.

Protección Civil mantiene la alerta del plan Inuncat por lluvias que se prevé sigan afectando a gran parte de Cataluña y causen problemas en el litoral y prelitoral.

En Viladecavalls (Barcelona), un terraplén ha cedido en la calle Anna Frank, lo que ha obligado a desalojar diez casas y dos bloques de pisos, por lo que el consistorio ha activado su plan de emergencias municipales y se ha hecho cargo de las personas evacuadas.

En cuanto a los cortes de luz, 1.097 abonados han sido afectados en Terrassa y 2.622 en el barrio barcelonés de Sant Martí. Además, el consistorio de la capital catalana ha activado en fase de alerta su plan de emergencias por insuficiencia de drenaje del agua caída por la lluvia.

El Servicio Meteorológico de Cataluña prevé que las lluvias proseguirán hasta este viernes en todas las comarcas del litoral y prelitoral, especialmente en Barcelona, y se desplazarán hacia Girona, aunque a partir de la tarde disminuirán.

En cuanto al caudal de los ríos, el Fluvià ha superado el límite de peligro en Esponellà con 369 metros cúbicos por segundo (m³/s) y tiende a aumentar.

Consulta aquí más noticias de Girona.