Un hombre que se ha caído en la riera de Sant Ferrilo, en la Garrotxa (Girona), ha fallecido a causa de las intensas lluvias que han causado, además, cortes de tráfico, corrimientos de tierras y pequeñas inundaciones en Cataluña.

Seis dotaciones de los Bomberos de la Generalitat trabajaron en la búsqueda deñ hombre que, según testigos oculares, cayó a la riera que, al igual que muchas otras de Cataluña, bajan con mucha más agua de lo habitual, por lo que desde la Generalitat piden extremar la prudencia y evitar ríos y rieras.

Protección Civil mantiene la alerta del plan Inuncat por lluvias que se prevé sigan afectando a gran parte de Cataluña y causen problemas en el litoral y prelitoral. En Viladecavalls (Barcelona), un terraplén ha cedido en la calle Anna Frank, lo que ha obligado a desalojar diez casas y dos bloques de pisos, por lo que el consistorio ha activado su plan de emergencias municipales y se ha hecho cargo de las personas evacuadas.

En cuanto a los cortes de luz, 1.097 abonados han sido afectados en Terrassa y 2.622 en el barrio barcelonés de Sant Martí. Además, el consistorio de la capital catalana ha activado en fase de alerta su plan de emergencias por insuficiencia de drenaje del agua caída por la lluvia.

El Servicio Meteorológico de Cataluña prevé que las lluvias proseguirán hasta mañana por la mañana en todas las comarcas del litoral y prelitoral, especialmente en Barcelona, y se desplazarán hacia Girona, aunque a partir de mañana disminuirán. En cuanto al caudal de los ríos, el Fluvià ha superado el límite de peligro en Esponellà con 369 metros cúbicos por segundo (m³/s) y tiende a aumentar.

Bombers de la Generalitat han atendido 423 avisos acumulados hasta las 18.00 horas de este jueves relacionados con el temporal de lluvias, "sobre todo en el Vallès Occidental, Barcelona y Baix Llobregat" (Barcelona). Continúan trabajando para resolver incidencias como la ocurrida en Viladecavalls (Barcelona) donde se ha abierto un agujero en el suelo que ha hundido a un vehículo y donde se han producido desprendimientos.

Incidencias también en la Comunidad Valenciana

Las intensas lluvias y tormentas que afectan a amplias zonas del área mediterránea, con acumulaciones de hasta 300 litros por metro cuadrado, han inundado calles y aparcamientos, han provocado la caída de árboles y han obligado a evacuar colegios y cortar carreteras por balsas de agua.

En la Comunidad Valenciana, se mantiene activada la alerta roja (riesgo extremo) en el litoral sur de la provincia de Valencia, mientras que el aviso es naranja (riesgo importante) en el interior sur de Valencia y en el litoral norte de Alicante y Castellón.

Agentes de la Guardia Civil y de Bomberos han tenido que evacuar esta mañana a los niños y docentes del colegio de Real de Gandia (Valencia), que resultó inundado y el camino de acceso al centro inutilizado, sin que se registraran heridos. También han sido suspendidas las clases en municipios como Gandía, Ador, Tavernes de la Valldigna o Villanueva de Castellón, con un total de 18.500 alumnos afectados en las tres provincias de la Comunidad Valenciana.

Y los Bomberos de Torrevieja han tenido que rescatar a un conductor al quedar atrapado su vehículo por el fango en una rambla del Pilar de la Horadada (Alicante). Según Emergencias, que cita a la Asociación Valenciana de Meteorología (Avamet), en doce horas han caído 309,4 litros por metro cuadrado en Ròtova y 300,6 litros en Ador, ambas en Valencia, y se han atendido desde anoche 145 incidencias, la mayoría achiques de agua.