Fernando López Miras, durante el acto
Fernando López Miras, durante el acto EUROPA PRESS

En un contacto con los medios de comunicación y al ser preguntado por la gestión de los incidentes por parte de la Delegación del Gobierno, López Miras ha señalado que "la ley establece que, para reuniones de más de un número determinado de personas, para concentraciones o manifestaciones, se necesita la autorización expresa de la Delegación del Gobierno".

En cualquier caso, ha lamentado que "lo que ayer pasó a las puertas del Hotel Nelva no representa en absoluto al millón y medio de personas que vivimos en la Región de Murcia". Así, ha dicho "avergonzarse" personalmente de "aquellas personas que dieron ese espectáculo".

"No representan en nada el modelo de convivencia y de libertad que se respira, que se disfruta, que se siente y que se vive en la Región de Murcia", según López Miras, quien cree que en la política "no hay sitio para esas actitudes, no hay sitio para los extremismos ni para los radicales".

"La política en la que yo creo y que yo hago se basa esencialmente en las ideas y en la libertad", ha afirmado el presidente del Gobierno murciano, quien ha avanzado que esa es la política que él va a "intentar imponer" en la Comunidad.

Al ser preguntado por si le preocupan las expectativas electorales de VOX, López Miras, como presidente del PP regional, ha señalado que a él lo que le preocupa es que la Región "siga yendo bien, que la Región vaya mejor, que sea la tierra de las oportunidades, en la que todos tengamos una oportunidad de empleo y de Educación, en la que nadie se quede atrás".

"Lo que a mí me preocupa es que en la Región de Murcia no se impongan los extremismos, los radicalismos ni los populismos del PSOE y de Podemos", según López Miras. Para que eso no ocurra, ha afirmado que "la única opción posible es que esto lo lidere el PP".

Consulta aquí más noticias de Murcia.