Estreno del documental El relato del silencio
Proyección del documental de Telemadrid sobre las víctimas del terrorismo. TELEMADRID

Madrid es la capital europea que más ha sufrido la zarpa del terrorismo. Para honrar a las 366 personas que han sido asesinadas en la capital desde 1973, Telemadrid estrenó este miércoles el documental El relato del silencio, un reportaje "duro pero necesario" que da voz a "los corazones rotos que un día tuvieron que recomponerse".

Lo estrenaron en una proyección en su sede a la que han asistido el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido; el alcalde en funciones de la capital, Nacho Murgui, y representantes de las asociaciones de víctimas del terrorismo, entre otros.

Antes de su proyección, Marlaska, Garrido y Murgui estuvieron en el escenario junto con tres víctimas cuyo testimonio recoge el documental, cada una de ellas afectada por un atentado de autoría diferente: ETA, el GRAPO e islamista.

Irene Villa, víctima de ETA, consideró que el dolor está recompensado con iniciativas como la de Telemadrid, a la que agradeció este proyecto que espera vean sus hijos y otras generaciones para que sepan lo que pasó.

Isabel Casanova perdió a su hijo y a su exmarido en los atentados del 11M en Madrid y sonríe porque nadie "va a borrar la sonrisa" de su hijo. Después de enterrarlos, su hijo mayor le pidió que no se hundiera, porque si no, se hundirían todos. Ella respondió: "Si me hundo, eso sería un triunfo de los terroristas que nunca se lo vamos a permitir".

Joaquín tenía solo 9 años cuando el GRAPO atentó contra la cafetería California de Madrid. Cree que la sociedad no está en deuda con las víctimas, pero sí debe intentar que su memoria "no pase al olvido por coyunturas políticas". También intervino antes de la proyección el ministro del Interior, quien pidió que el relato del terrorismo no se tergiverse y recordó que él, nacido en Bilbao, vivió el fenómeno terrorista de ETA y la "patología social" que le acompañó.

"Tardamos mucho en reaccionar, pero lo hicimos y en el momento que reaccionamos fuimos conscientes de que no debíamos perder la dignidad como personas", enfatizó Marlaska antes de valorar el "importantísimo" papel de las víctimas en la derrota de ETA. Ángel Garrido, por su parte, calificó de "verdadera conmoción" lo vivido en Madrid con el terrorismo, que ha dejado 3.000 víctimas entre muertos y heridos.

Frente a ese dolor ha estado siempre la esperanza de ver la respuesta que daba el pueblo de Madrid, dijo el presidente regional, que felicitó a las víctimas por haber sido capaces de superar lo que vivieron. Por su parte, Murgui hizo referencia al deseo y aspiración de Madrid de ser una capital de paz.

Consulta aquí más noticias de Madrid.