Huracán de materia oscura
Desplazamiento de materia oscura. EP

El movimiento de materia oscura, circulante a unos 500 kilómetros por segundo, podría estar acercándose a la Tierra, según explica una investigación liderada por Ciaran O'Hare, miembro de la Universidad de Zaragoza y que ha sido publicada en la revista Physical Review D.

Si se llegara a confirmar este hecho, la corriente —de nombre S1— procedería de un vestigio de otra galaxia de menor tamaño que en un tiempo anterior fue absorbida por la Vía Láctea. El descubrimiento de los restos de esta galaxia se produjo en el marco de la misión Gaiacuya sonda obtuvo el mapa de la vía Láctea en tres dimensiones más completo—. Esta misión mostró un grupo de estrellas cuyo movimiento solo podía explicarse si hubieran tenido su origen fuera de la Vía Láctea.

Este grupo de estrellas, según los investigadores, debería estar unido a la materia oscura, que representa el 85% de la masa del Universo. La corriente, detectada teniendo en cuenta el movimiento de estos cuerpos celestes, no representa amenaza alguna para la Tierra a pesar de su velocidad (500 km/s).

El flujo S1 se identificó el año pasado en una encuesta de miles de millones de dólares realizada por el satélite Gaia. Esta no es la primera corriente estelar; de hecho, los astrónomos han detectado previamente alrededor de 30 de estas multitudes en movimiento en nuestra galaxia.