Así lo ha afirmado González, que ha asistido al acto de presentación del Rastrillo de Navidad de esta asociación y en el que además han intervenido la vicepresidenta de la Diputación de Málaga, Ana Mata; la directora general de Derechos Sociales, Participación Ciudadana, Inmigración y Cooperación al Desarrollo del Ayuntamiento de Málaga, Ruth Sarabia, y el director de área de negocio de Caixa Bank, Amador Carmona

Nuevo Futuro ha presentado la imagen del Rastrillo 2018, consistente en una escultura realizada por Elena Laverón. Por su parte, ha ejercido como pregonero del acto el periodista Manuel Castillo.

La delegada de Igualdad ha hecho referencia las nuevas tecnologías, que "ponen cualquier tema y punto del planeta al alcance de nuestra mano" y ha señalado que "en muchas ocasiones este constante bombardeo de información puede volvernos en cierta manera inmunes a las necesidades sociales".

Al respecto, González ha afirmado la necesidad de que se realicen "actividades cercanas y reales que permitan a los ciudadanos participar de una manera activa, interiorizando de manera natural las necesidades sociales", al tiempo que ha explicado que el Rastrillo de Nuevo Futuro "es un buen ejemplo" de esto.

En relación con los menores en situación de desamparo, González ha explicado que "para lograr que tengan una formación integral, no sólo educativa sino también afectiva, es necesario garantizarles un entorno de convivencia adecuado" y ha señalado la importancia del trabajo que Nuevo Futuro desarrolla con su programa residencial básico en Málaga y Fuengirola.

Esta asociación abrió su primer hogar en Málaga en 1973, siendo también el primero que abrió en Andalucía. Actualmente la asociación desarrolla en la provincia un programa residencial básico a través de ocho hogares, siete de los cuales están ubicados en Málaga capital, y uno de ellos en el municipio malagueño de Fuengirola. Estos hogares cuentan con un total de 48 plazas en las que se atienden a menores con medidas de protección.

Consulta aquí más noticias de Málaga.