Según ha expuesto en un comunicado el sindicato, la política laboral de Samyl S.L es "inaceptable" por haber iniciado "una campaña de despidos", sin que el Ayuntamiento haya adoptado "ninguna medida en contra de la mercantil".

Desde CCOO han recordado que en octubre de 2016 ya presentaron una convocatoria de huelga por considerar que esta misma empresa "no estaba respetando los derechos de subrogación de las trabajadoras que prestaban servicio en determinados centros educativos".

"Resulta incomprensible que, con estos antecedentes, el Consistorio haya optado por adjudicar la contrata a una empresa cuya trayectoria no se caracteriza, precisamente, por respetar los derechos de los trabajadores", han manifestado.