Jada Pinkett Smith durante la emisión de su programa 'Red Table Talk'
Jada Pinkett Smith durante la emisión de su programa 'Red Table Talk'. RED TABLE TALK

La actriz y mujer de Will Smith, Jada Pinkett Smith, trató en el último episodio de su programa online Red Table Talk el racismo entre mujeres blancas y negras y la división racial entre ellas, donde confesó que tenía prejuicios con las mujeres blanca de cabello rubio.

Empezó su emisión contanco que lo que le molesta y le rompe el corazón es que "las mujeres blancas entienden lo que se siente al estar oprimido". Sin embargo, aunque reconoció el parentesco en cuanto a las dificultades que existen por el género, la actriz admitió tener una especie de racismo con las mujeres blancas de cabello rubio.

"Tengo que admitir que soy culpable en cierta medida porque tengo mis propios prejuicios, específicamente con las mujeres rubias", reveló la actriz quién explicó que "el pelo rubio de las mujeres blancas me saca de quicio. Tengo que contenerme".

Ver esta publicación en Instagram

Tomorrow at the Red Table we will be discussing race through the lens of women with special guest anti-racism activist, Jane Elliott.

Una publicación compartida por Red Table Talk (@redtabletalk) el11 de Nov de 2018 a las 9:08 PST


La madre de la actriz, Adrienne Benfield-Jones, intervino para preguntarle a su hija si eso se debía a algún "incidente específico" que le había ocurrido con alguna mujer rubia a lo que Smith asintió y respondió "todo a lo largo de mi infancia".

"Recuerdo haber experimentado las burlas de mujeres blancas con respecto a mi pelo, cómo me veía y me sentía menosprpeciada", explicó. "Mi primer instinto es de rechazo pero sé que eso no me da derecho a meter a todas las mujeres rubias en el mismo saco", añadió.

La presentadora de Red Table Talk invitó a su productora, que es rubia, Annie Price, a unirse a la conversación y a compartir su opinión sobre el tema.


"Cada vez que quiero tener una conversación sobre racismo temo ofender a alguien solo por hablar", admitió Price. "Siento que voy a decir algo incorrecto".

La productora explicó que ha escuchado muchas veces que las mujeres blancas tienen privilegios y necesitan reconocerlos: "Estoy segura de que es así, pero no entiendo el sentimiento de racismo. Muchas veces intento ser amiga o tratar de llegar a las mujeres de color y lo que me parece es que no quieren ser mis amigas".

Esta confesión por parte de la mujer de Will Smith se suma a la larga lista de intimidades que la actriz ha revelado en su programa: ha hablado de sus relaciones sexuales con el actor y también de que en alguna ocasión pensó en el suicidio.