Así, la Cámara Baja ha aprobado una declaración institucional para "trasladar su apoyo a los trabajadores" de ambas plantas, y lamentar y rechazar "la decisión unilateral de la empresa de cerrar" ambas instalaciones, "pieza clave del tejido productivo" de ambas comarcas.

Con la declaración, leída por la secretaria primera del Congreso, la 'popular' Alicia Sánchez-Camacho, el Congreso ha llamado a mantener la "unidad de acción" de todas las instituciones y a "abrir una mesa de negociación con todas las partes implicadas".

Asimismo, ha reclamado "proporcionar seguridad jurídica y permitir al conjunto de empresas electrointensivas competir en igualdad de condiciones con el resto de factorías a nivel internacional".

"Nos comprometemos a hacer frente común para seguir defendiendo los derechos de los trabajadores y el futuro de esta industria en Galicia y en Asturias", ha concluido Sánchez-Camacho en la lectura de la declaración.

Consulta aquí más noticias de Asturias.