CNN
Sede de la cadena norteamericana CNN. Twitter/CNN

La cadena de noticias norteamericana CNN ha presentado este martes a una demanda contra Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y contra cinco integrantes de su equipo por retirarle la credencial permanente de la Casa Blanca a uno de sus periodistas, Jim Acosta, con quien tuvo un desagradable encuentro la semana pasada.

La denuncia ha sido interpuesta ante una corte del Distrito de Columbia. En ella, según la compañía, se acusa al Gobierno de violar la primera y quinta enmiendas de la Constitución, que defienden la libertad de expresión y a no ser considerado culpable sin juicio previo, respectivamente.

También ha sido incluido en la denuncia John Kelly, jefe de Gabinete de Trump; Sarah Huckabee Sanders, portavoz de la Casa Blanca; Bill Shine, jefe adjunto de comunicación; Joseph Clancy, director del Servicio Secreto, y a uno de sus agentes, identificado con el pseudónimo John Doe.

En la comparecencia, en la que Trump llamó a Acosta "maleducado y una persona terrible", un agente de los servicios secretos le reclamó al corresponsal su acreditación a la salida de la residencia presidencial, según se pudo ver en un vídeo del momento compartido por el periodista en Twitter.

Respuesta de la Casa Blanca

La Casa Blanca justificó su decisión alegando que el periodista le había "puesto la mano encima" a una asesora que intentó arrebatarle el micrófono a instancias del presidente.

La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca ha emitido un comunicado expresando su "firme apoyo" a la acción judicial de la cadena y denunciando que la decisión del Gobierno fue "una reacción desproporcionada a los hechos del pasado miércoles".