Aceite y cremas de cannabidiol (CBD)
Aceite y cremas de cannabidiol (CBD) . A. L.

Los que toman Cannabidiol (CBD) —en aceite, cápsulas o gominolas— dicen que funciona como analgésico y antinflamatorio, que calma la ansiedad y ayuda a combatir el insomnio.

Se trata de un componente abundante en el cannabis que, sin embargo, no 'coloca' por carecer de efectos psicotrópicos. La sensación que produce ha sido equiparada, por ejemplo, al bienestar posterior a una clase de yoga.

En sociedades permanentemente estresadas, el CBD se ha convertido en tendencia de consumo en las capitales de Europa y de EE UU, lo que ha puesto a la molécula en el punto de mira de la industria, de la ciencia y de las administraciones públicas.

Los científicos creen que se ha elevado a esta sustancia a la categoría de "píldora mágica" porque está muy de moda, pero advierten de que no todos los efectos beneficiosos que se le atribuyen están científicamente probados en humanos y añaden que falta información sobre sus componentes, posología y efectos.

Mientras tanto, la industria  (farmacéutica, alimenticia y de cosmética) promociona decenas de productos con CBD. Y en España, donde su consumo es mínimo y está vinculado a los consumidores de cannabis medicinal, la Policía lleva meses retirando este producto del mercado.

¿Qué es el CBD?
El CBD (Cannabidiol) es un compuesto natural presente en el cannabis, explica Manuel Guzmán, catedrático en bioquímica y biología molecular de la Universidad Complutense de Madrid. Es el segundo cannabinoide en abundancia, por detrás del THC. Pero, a diferencia del THC, el CBD no tiene efectos psicoactivos o psicotrópicos, así que no produce el efecto del 'colocón'. La OMS no considera que sea una sustancia adictiva. Sí se le atribuye un conjunto de propiedades terapéuticas, pero algunas de ellas todavía no han sido comprobadas científicamente, o si lo han hecho es en estudios menores.

Guzmán explica que exclusivamente el CBD "tiene demostrados efectos anticonvulsionantes". Se ha probado su efectividad en casos de epilepsias infantiles y de adultos con epilepsias refractarias, que son las resistentes a otros tratamientos. De hecho, Estados Unidos ha legalizado un medicamento con CBD, el Epidiolex, para epilépticos, que está en fase de aprobación en Europa. Guzmán también cree reconocido su efecto ansiolítico y antinflamatorio aunque los estudios no sean con muchos participante. "Luego estarían esas otras propiedades de las que se habla pero de las que hay menos evidencias".

¿Qué dudas hay sobre sus presuntas propiedades?
Guzmán alerta contra la publicidad engañosa de algunos efectos del aceite de este cannabinoide, ante la falta de prueba científica. "Se dice que es antioxidante, pero no hay evidencia de que produzca efectos antioxidantes. Es mentira que mejore patologías como la neurodegeneración. Se ha probado en algunos modelos en ratones, pero no en humanos. Lo mismo que es falso decir que es antitumoral. "Hay publicidad engañosa que sobredimensiona los efectos del CBD, como decir que tiene propiedades antienvejecimiento en animales", añade sobre el CBD que se usa para los perros. Tampoco existen certezas sobre cuál es la dosis apropiada, de ahí que en EE UU se ponga en duda todo efecto beneficioso de los productos tal y como se comercializa este cannabinoide.

¿Qué efectos secundarios se han detectado?
Dentro de los efectos adversos, en general de entidad leve a moderada. "Cuando se usa CBD pueden presentarse sensación de cansancio, somnolencia, sequedad de boca, cefaleas, mareos y disminución del apetito", destacan en la Fundación Cannna. La OMS asegura que las contraindicaciones pueden venir derivadas, además, de la toma en combinación con otros medicamentos.

¿Cómo se comercializa el CBD en España?
En España hay marcas que ya producen aceite de CBD. Utilizan el extracto de plantas de cannabis ricas en CBD o cáñamo industrial, que no tiene THC. Luego lo disuelven en etanol o similar y cuando se evapora lo suspenden en aceite de oliva. La concentración suele variar en porcentaje. El consumo es oral, en gotas. A día de hoy, la mayoría de los consumidores lo consigue por Internet, producido en países como Holanda, Alemania  o Italia. Pero también se encuentra en algunas tiendas dedicadas a la comercialización de productos relacionados con el cannabis, los llamados 'grow shops'.

¿Es legal su venta?
La comercialización del aceite de CBD se ha intentado llevar adelante en España etiquetándolo como complemento alimenticio, pero este producto carece de la autorización administrativa porque no se trata ni de vitaminas ni de minerales, sino del componente de una planta.

"Los compradores de estos productos no incurren en ninguna ilegalidad al comprarlos dado que no contienen ninguna sustancia psicotrópica que esté controlada", dicen en Fundación Canna. "Pero estos productos no cumplen las más mínimas condiciones respecto de su composición exacta, por lo que se usan sin saber qué son y qué efectos reales tienen", agregan.

Desde septiembre la Policía tiene la encomienda de retirar del mercado el aceite de CBD porque no cumple con la normativa de "complementos alimenticios". De ahí las redadas que se han producido últimamente en comercios especializados tanto en Valencia como en Madrid.

En el Observatorio del Cannabis Medicinal explican que actualmente están inmersos en un estudio sobre los ingredientes en los quince aceites de CBD que más se consumen de manera alegal. Pretenden asegurar su composición, para constatar o descartar la presencia de metales o de pesticidas, y para conocer mejor las dosis recomendables, dado que no siguen los perceptivos controles sanitarios.

En el Ministerio de Sanidad español ningún portavoz pudo informar si emana de ellos la orden de retirada de los aceites de CBD, pero sí que su política sobre este producto consiste, basicamente, en esperar las decisiones que se tomen en el seno de la Unión Europea.

¿Qué industrias apuestan por el CBD?
Además de la farmacéutica, con el ya mencionado Epidolex, la cosmética tiene en el mercado ya cremas de CBD. Los expertos coinciden en que el mercado va a explosionar, que el CBD va a tener más negocio cuando se clarifique su situación legal, al no ser una sustancia psicotrópica. En Reino Unido ya hay bebidas a base de esta sustancia, y en Estados Unidos el mercado incluye gominolas, helados y chupitos de aceite de CBD en los cócteles.

Cristina, 58 años, es consumidora de CBD: "Ya no tengo dolores por la noche (...) y durante el día me permite estar más activa"

¿Cómo conoció el CBD? A través de mi hija, un día me comentó sobre el CBD y decidí probarlo. ¿Qué efectos tiene en usted? La osteartrosis de cadera estos últimos años me estaba afectando mi día a día. Nunca me gustó tomar remedios. Cuando me indicaron en el tratamiento Ibuprofeno para los momentos de dolor traté de alargar bastante ese momento y solo lo tomaba en días que el dolor era muy fuerte. Pero, últimamente me veía en una situación de depender del medicamento con bastante frecuencia. El dolor no solo se producía en el reposo, también en momentos del día, con rigidez de la articulación. Actualmente, realizo natación terapéutica y eso me ha dado mayor movilidad, pero los dolores seguían estando presentes. El CBD me permite estar más tiempo sin dolor, ya no tengo dolores por la noche y descanso muy bien. Durante el día me permite estar más activa y a veces hasta me olvido de mi cadera. ¿Cómo lo consigue en España? A través de internet. ¿Tiene más dificultades ahora para conseguirlo o menos? No, lo consigo sin dificultad.

Para leer más sobre la moda del Cannabidiol (CBD), en inglés: "Los derivados del Cannabis están en todas partes ¿Sobrevivirán a la moda?" de The Guardian o "¿Por qué está el CBD en todas partes?" por The New York Times y "El CBD está en todas partes. ¿Es un fraude?", de Vox.