Bush mete miedo al Congreso de EE UU para que autorice las escuchas telefónicas

  • Dice que los terroristas ya preparan atentados peores que el 11-S.
  • "Es el momento de que el Congreso asegure la no interrupción del flujo de inteligencia vital para proteger al país a largo plazo", afirma.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, no quiere otra extensión temporal del proceso de aprobación de la ley que permite a las agencias de espionaje estadounidenses grabar las conversaciones telefónicas de sospechosos de terrorismo sin autorización judicial.

Si las compañías están sujetas a juicios de miles de millones de dólares, no nos ayudarán a proteger América
Según el presidente, los enemigos de la nación ya traman nuevos ataques "que harán pequeños
los del 11 de septiembre de 2001", por lo que busca una solución rápida. "Es el momento de que el Congreso asegure la no interrupción del flujo de inteligencia vital para proteger al país en el largo plazo", dijo.

Sin embargo, los demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, que se oponen a otorgar inmunidad a las compañías de teléfonos, podrían votar a favor de una nueva extensión temporal de la ley, esta vez de 21 días.Sobre los pleitos a varias

carente de autorización judicial, Bush explicó que "si éstas están sujetas a juicios que les podrían costar miles de millones de dólares, no participarán, no nos ayudarán a proteger América".
Mostrar comentarios

Códigos Descuento