Pobreza, pobre, indigente, mendigo, sin techo, persona pidiendo en la calle
Pobreza, pobre, indigente, mendigo, sin techo, persona pidiendo en la calle EUROPA PRESS - Archivo

Estimular a los padres y educadores a que incluyan entre las materias necesarias de educación la "cultura de la escucha", indisolublemente ligada a la cultura del respeto al otro y al que piensa distinto, señala, así como "apelar a la conciencia de los ciudadanos que muchas personas de nuestro entorno se sienten solas, incomunicadas, con una gran necesidad de ser escuchadas".

Este año quiere prestar una atención especial en este día a las personas excluidas y sin recursos pues, apuntan, "su voz es desoída en nuestra sociedad y sus necesidades desatendidas".

Con la campaña 'Escucha al que nadie escucha. Tu rechazo duele', pretende escucharles "para darles voz y defender sus derechos" pues "todos los seres humanos nacemos libres e iguales en dignidad y derechos".

Las personas pobres son titulares de todos los derechos fundamentales "y, sin embargo, persisten situaciones en que éstas ven limitados estos derechos y, por tanto, su desarrollo personal y su participación en la sociedad", añade el Teléfono de la Esperanza.

Por ello, el Teléfono de la Esperanza de Murcia pretende contribuir con el Día de la Escucha a "aumentar la sensibilidad de la sociedad española y el compromiso político y social en el reconocimiento y respeto a las personas excluidas y sin derechos, como ciudadanos de pleno derecho", favoreciendo así "la igualdad y una mayor presencia en la sociedad de la que todos formamos parte".

Así, como cada año, ha organizado una campaña cuyo objetivo es "contribuir a la creación de una cultura de la escucha y a concienciar sobre la necesidad de priorizar la erradicación de la pobreza en nuestro país".

LLAMAMIENTO

Y es que, recuerda, en la Región de Murcia, según los últimos datos registrados en 2017 por el Instituto Nacional de Estadística (INE), uno de cada tres murcianos está en riesgo de ser pobre; es decir, el 30,1 por ciento de los habitantes de esta comunidad.

Pero quizá lo más preocupante sea "el riesgo de invisibilizar a las personas atrapadas en la precariedad". En este análisis, "no podemos olvidar a las miles de persona que inician la peligrosa aventura de la emigración huyendo de la pobreza severa, la guerra, la violencia y de estados fallidos y despóticos".

Frente al fenómeno de la emigración y la tragedia humana que conlleva, las sociedades occidentales, incluida España, responden con indiferencia, xenofobia, violencia y aporofobia. Por ello, desde el Teléfono de la Esperanza de Murcia, lanzan un llamamiento a las administraciones públicas, las organizaciones no gubernamentales, los partidos políticos, los sindicatos, las organizaciones internacionales, las comunidades religiosas y a toda la sociedad civil "para convertir la erradicación de la pobreza en la primera y urgente prioridad".

"Es responsabilidad de todos, de los poderes públicos, de las instituciones privadas y del conjunto de la sociedad, asegurar que no se produzcan situaciones de desigualdad y de exclusión".

Para ello, continúa, "es necesario continuar incidiendo, desde estrategias de intervención globalizadoras y transversales, con la provisión de los recursos de apoyo necesarios, en el desarrollo de acciones positivas ante las situaciones desventaja que se detecten".

Resulta, asimismo, "imprescindible" favorecer un cambio de actitudes sociales "que permitan la participación e inclusión social de este grupo de ciudadanos excluidos". Por todo, "hoy más que nunca", pide a todos los murcianos, en el este día especial, "practicar la escucha activa y la empatía para entender más allá de las palabras y comprometernos en dar voz al colectivo de a las personas excluidas, sin recursos y en situación de vulnerabilidad, demasiadas veces ignoradas por la sociedad".

Consulta aquí más noticias de Murcia.