Javier Botet
Javier Botet JAVIERBOTET.BLOGSPOT.COM

El actor, cineasta e ilustrador ciudadrealeño Javier Botet usa su cuerpo "como una paleta para crear" y, a la hora de interpretar las criaturas fantásticas en las películas en las que ha participado, su físico se convierte en "una herramienta inmejorable para crear, como un animatrónico inteligente sobre el cual poner todo lo que queramos".

En una entrevista concedida a Europa Press, Botet ha reconocido que siempre explotó este aspecto de su físico y que se hacía fotos frente al espejo en las que las aristas que dibujaban sus músculos y tendones le parecían "muy estéticas", razón por la cual cuando vio la oportunidad acudió en Madrid a un taller de efectos especiales de criaturas fantásticas para películas.

Fue así como conoció a Pedro Rodríguez, el primer maquillador con el que tuvo trato, y a raíz de hacer unas cuantas películas e ir a festivales "aquí y allá" comenzó conocer a gente como el director Andy Muschietti en el 'Fantastic Fest' de Texas. "Tenía un corto llamado 'Mamá' y me dijo que yo era ideal para el rol del personaje, y un año después tenía la producción de Guillermo del Toro y ahí es donde comenzó mi carrera internacional".

"A partir de ahí se ha ido pasando la gente el nombre, han ido viendo mi trabajo y encajando mi perfil en sus historias y, la verdad, es que desde 'Mamá' no he parado de de trabajar", ha señalado.

NUNCA FUE DIRECTO A LA INTERPRETACIÓN

No obstante, Botet reconoce que nunca fue directo a dedicarse a la interpretación y que con lo que sí cuenta, desde que tiene uso de razón, es una inclinación a lo creativo como pueden ser los cómics, los dibujos animados, la pintura, la escultura o el cine. "Películas de ciencia ficción como Star Wars me explotaron en la cara y me generó una necesidad de esculpir criaturas, dibujar bichos y contar historias".

Sobre su participación en producciones internacionales, ha afirmado que "es muy fácil" trabajar y grabar las películas que está haciendo en el extranjero porque es una industria "muy bien engrasada". "Todo el mundo la ama y la cuida porque hay mucha gente que vive muy bien gracias a ella".

"En España hay un desprecio sutil muchas veces a una gran cantidad de profesionales porque la gente quiere vivir de esto pero no recibe todo el 'feed back' que quisiera recibir y la industria es más débil, mientras que allí hay un amor y cuidado como puede ser el del fútbol aquí", ha argumentado.

Con todo, afirma que toda esta experiencia está siendo para él "algo que no para" porque de amar a tantos profesionales a encontrarlos y compartir momentos y trabajos con ellos, hace que cada proyecto en el que participa esté siendo "un saquito de regalos, un sueño constante".

En este sentido, ha destacado aquellos papeles que requieren un mayor esfuerzo porque se involucra más. "Muchas veces hago papeles en los que estoy una semana o un par de días y no me involucro tanto, pero pelis como 'Mamá', en la que estuve tres meses y pico en Toronto en un entorno muy integrado en el desarrollo de personaje, es una de las que más disfrute".

Además, afirma que lo que más ilusión le hizo, como fanático del cine, fue que le llamara Alejandro Iñárritu, recién recogido su Oscar, para participar en 'El Renacido' un par de días en Calgary junto Leonardo Di Caprio y Tom Hardy. "Era como decir, cómo he llegado yo aquí, a la otra punta del mundo con estas estrellas, jugando con ellas. Era idílico".

Sobre si tiene miedo a encasillarse, ha dicho que no es un problema, sino "una bendición". Aunque ha querido aclarar que le encanta hacer de todo y que "gracias a Dios" lo hace. "Bendito sea que la industria te encasille y que haya un proyecto en el que en el primero que piensan sea en ti. Eso me permite estar viviendo esta maravilla y luego, tu fama o tu valor, hacer otras cosas y otras oportunidades en otros géneros".

SIEMPRE HAY LAGO DE ÉL EN SUS PERSONAJES

Javier Botet ha señalado que siempre hay algo de él en las criaturas que interpreta. "Por muy desagradable que sea un villano o muy patética que sea una criatura, siempre puedes encontrar parte de ti porque todas tienen parte de humano o de relación en la que puedes encontrar una semejanza que explotar".

"Suelo intentar encontrar cuál es el fin y la razón por la que actúan como actúan porque cuando en la ficción encuentras una base en la que puedes hallar una relación con la realidad creo que es más aterrador", ha argumentado, para añadir que en la realidad "hay monstruos peores que Alien".

Botet ha explicado igualmente sus próximos proyectos para explicar que acaba de concluir el capítulo de 'Star Trek' para Netflix y que ha terminado el capítulo 2 de 'It'. Además, ha señalado que entre proyecto y proyecto está haciendo una sección de comedia para El Hormiguero y que en enero comienza el rodaje de una película entre París y Bilbao llamada 'Ventajas de montar en tren' en la que no aparece maquillado.

En cuanto a su faceta como director, ha indicado que tiene varios proyectos a los que se dedicará en cualquier momento pero que no tiene prisa y que está "más que satisfecho" a nivel creativo como actor. Ha dirigido ya varios cortos pero que tiene proyectos más grandes entre manos que han llegado incluso a algunos productores interesados.

Finalmente, sobre sus raíces castellano-manchegas, ha señalado que vuelve a menudo a Ciudad Real porque adora su tierra y siempre se ha sentido "profundamente manchego". "En Porzuna sigue viviendo mi abuela y he tenido allí los veranos más divertidos de mi infancia. Vuelvo a comer arroz con caldo y migas. Toda la familia y muchos amigos viven allí y Ciudad Real sigue siendo un punto clave de mi vida", ha concluido.