Hasta el lugar acudió personal del Servicio de Urgencias Canario (SUC), que, en colaboración con el médico y enfermero del Centro de Salud de la zona, asistieron y recuperaron al menor de una parada cardiorrespiratoria, siendo trasladado en una ambulancia medicalizada al Hospital Universitario de Canarias.

Por su parte, una patrulla de la Policía Local acompañó a la ambulancia para irle abriendo paso y acelerar la llegada al centro hospitalario, mientras que la Policía Nacional se hizo cargo de instruir las diligencias correspondientes.