Dentro de la variedad de opciones que Bantierra ofrece en este tipo de banca, el móvil y el ordenador fueron los canales más utilizados para la formalización de las de operaciones, frente al tradicional de las oficinas.

De hecho, un 41,41 por ciento de los clientes de Caja Rural de Aragón usaron el teléfono móvil, frente 35,42 por ciento que utilizaron el servicio Ruralvía a través del ordenador. Estos datos contrastan con el 23,17 por ciento que realizaron sus operaciones en alguna de las oficinas de la red.

Estos porcentajes corroboran la "excelente acogida" que está obteniendo la "innovadora" oferta de banca electrónica puesta en marcha por la primera cooperativa de crédito aragonesa, ha subrayado la entidad en una nota de prensa.

De enero a octubre de 2018, Bantierra formalizó operaciones solo de préstamos preconcedidos al consumo por importe superior a los 17 millones de euros, a través de la oferta omnicanal de la cooperativa de crédito.

"Esta cifra representa un crecimiento respecto al mismo periodo del año anterior de casi el 51 por ciento en préstamos preconcedidos y del 29,8 por ciento de operaciones realizadas en punto de venta", ha explicado el responsable de financiación al consumo y medios de pago de Bantierra, Carlos López.

López también ha señalado que tanto con la financiación en el punto de venta como la realizada a través de préstamos preconcedidos "Bantierra incrementa su oferta de financiación al consumo tradicional, basada en préstamos gestionados en oficinas o de aplazamientos de pagos mediante tarjetas de crédito".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.