Uno de los cadávres de la patera de Los Caños en el puerto de Barbate
Uno de los cadávres de la patera de Los Caños en el puerto de Barbate GUARDIA CIVIL

Cabe recordar que el 5 de noviembre la embarcación, rígida con motor, llegó hasta las inmediaciones de la playa de Los Caños de Meca llevando en su interior 40 migrantes de origen marroquí. En su aproximación a la costa, a unos 150 metros de la orilla, colisionó contra una roca, lo que provocó que se abriese una vía de agua que la hizo naufragar.

Según los ocupantes rescatados con vida, pagaron 1.500 euros por el cruce del Estrecho y el piloto les obligó, una vez recibido el pago de cada uno de ellos, a subir en una sola embarcación aún siendo consciente del exceso de aforo que ello suponía.

Ante la inexistencia de espacio, se vieron obligados a sentarse unos encima de otros e ir turnándose entre ellos. Pese a que cuando partieron las condiciones climatológicas eran buenas, a mitad de trayecto el estado de la mar empeoró y a consecuencia del fuerte oleaje tuvieron que achicar constantemente el agua que entraba.

Solo la mitad del pasaje llevaba chaleco salvavidas y muchos de ellos no sabían nadar. Además, estuvieron más de 25 horas en alta mar en condiciones de hacinamiento y, debido al empeoramiento de las condiciones climatológicas, temieron por su vida en muchos momentos de la travesía.

Como consecuencia de todo ello, la Policía Nacional ha podido identificar a dos jóvenes marroquíes de 32 y 21 años considerados los dos patrones de la patera, que tras pasar a disposición judicial han ingresado en prisión por orden del Juzgado de Barbate.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.