Este es uno de los principales mensajes que ha trasladado la presidenta de las Cortes en el acto institucional de homenaje a los 476 procuradores que han representado a los ciudadanos de Castilla y León a lo largo de las nueve legislaturas de la Comunidad Autónoma que celebra este año el 35 aniversario de su Estatuto de Autonomía.

Clemente ha reivindicado la capacidad de Castilla y León para hacer de la diversidad y la pluralidad una riqueza que ha traído progreso y bienestar con la demostración de que en momentos complicados sabe establecer puentes y crear espacios de encuentro para lograr construir un marco de confianza y de estabilidad política a través del diálogo y del consenso que guiaron el nacimiento de la Comunidad y que acompañan su desarrollo.

En este sentido, ha puesto como ejemplo la pluralidad de la actual legislatura en la que ninguno de los cinco grupos parlamentarios tiene mayoría absoluta lo que ha hecho más necesario por "obligado" ese objetivo de "dialogar, pactar y llegar a acuerdos" para dar respuesta a las necesidades de los castellanoleoneses.

"La diversidad de posiciones ideológicas y de opiniones reflejadas en el Parlamento obliga a concitar compromisos más amplios y contribuye, sin duda, a enriquecer y legitimar socialmente aún más si cabe el resultado de la actividad legislativa y también la propia acción de gobierno al incorporar las aportaciones y las diferentes sensibilidades que en cada momento la sociedad plantea", ha defendido la presidenta para reclamar un "compromiso de futuro" en este sentido.

Así, ha pedido a todos los representantes de los ciudadanos que pongan su empeño para trabajar juntos e incorporar las aportaciones y las diferentes sensibilidades que demanda la sociedad en cada momento para garantizar así un mayor bienestar social y el progreso y el desarrollo de Castilla y León.

En su repaso a los 35 años de autonomía de Castilla y León, Clemente ha agradecido especialmente la inteligencia y generosidad de todas aquellas personas que fueron protagonistas de los momentos más decisivo, unos políticos que creyeron en este proyecto y tuvieron la visión y la determinación de confiar en las oportunidades que brindaba un proyecto común y de avanzar en "una de las experiencias descentralizadoras más significativas de la historia de España".

Así, ha reivindicado también la capacidad de Castilla y León para definir un espacio dentro del Estado Autonómico y para desarrollar esa identidad común, integradora y no excluyente definida como una Comunidad de historia y de cultura surgida de la unión de dos viejos reinos y que se asienta en valores universales como la lengua castellana y el patrimonio histórico, artístico y natural.

"Es un éxito colectivo que nos convoca a todos", ha sentenciado en su homenaje a los parlamentarios de las nueve legislaturas.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.