Leones
Imagen de archivo de tres cachorros de león. GTRES

Aunque a simple vista parecen unos cachorros más, Víctor e Isabel, dos leones sudafricanos de dos meses, marcan un pequeño hito de la ciencia: gracias a un proyecto de la veterinaria española Isabel Callealta, son los primeros del mundo en nacer tras ser concebidos por inseminación artificial.

Los cachorros viven en la municipalidad de Brits, en el Centro de Conservación Ukutula, una reserva privada a unos 70 kilómetros al noroeste de Pretoria. Allí, Callealta, estudiante de un doctorado en la Universidad de Pretoria, investiga sobre reproducción de felinos salvajes.

A modo de broma y de homenaje por parte del personal del centro, los dos leones acabaron bautizados con su nombre y el de su pareja. "No son leones probeta, ya que no hemos usado técnicas in vitro", remarca esta madrileña de 34 años, para enfatizar, precisamente, lo que hace únicos a estos dos cachorros.

Los protocolos desarrollados por Callealta -con la supervisión de dos profesores de la universidad- suponen una alternativa no quirúrgica a las vías de fecundación empleadas hasta ahora, mucho más invasivas porque generaban el embrión "fuera" del animal.

Explicado de forma simplificada, recogen el semen de un león macho, anestesian a la hembra y lo depositan en ella con un catéter, lo que para los animales significa reducir tiempo de sedación, cuidados posoperatorios y efectos secundarios.

"Hay muchos factores que lo hacen muy complicado. En general, los felinos son especies solitarias y, si investigas una especie en un centro donde los animales están en cautividad, vas a tener como mucho uno o dos individuos de la misma especie y en investigación siempre se necesita un número alto (de muestras) para que los resultados sean fiables", expone la especialista.

A diferencia de otros animales como las vacas o los humanos, los felinos ovulan generalmente solo cuando hay un macho cerca o, más concretamente, cuando hay cópula. "Si los inseminamos no hay cópula, con lo cual no van a ovular naturalmente. No solo hay que desarrollar un protocolo de inseminación artificial sino además hay que desarrollar uno para hacerles ovular", indica Callealta.

"Queremos usar este protocolo como punto de partida para otras especies que lo necesitan más en este momento. Los leones están considerados hoy una especie vulnerable pero muchas otras especies de felinos salvajes amenazados se encuentran en una situación aún más crítica", detalla.