Vecinos protestan por el derribo de tres casas en Gràcia
Los vecinos han protagonizado una protesta este viernes. EUROPA PRESS

El concejal del distrito de Gràcia del Ayuntamiento de Barcelona, Eloi Baia, ha explicado este viernes que realizará una reunión con los promotores "para estudiar alternativas y paralizar temporalmente el derribo" de tres fincas emblemáticas de la calle Encarnació del distrito.

Badia ha apuntado en Twitter que esta reunión la ha concertado tras ver la movilización vecinal, ya que más de un centenar de vecinos se ha concentrado este viernes ante los números 13, 15 y 17 de la calle Encarnació para impedir su derribo y posterior construcción de viviendas, y han asegurado que harán turnos durante todo el fin de semana para que las casas no queden desprotegidas.

Los Mossos d'Esquadra han pedido a los movilizados que no se concentren dentro de las casas por su seguridad, petición que han aceptado los vecinos, que seguirán concentrados en unos jardines laterales de la finca, donde aseguran que harán actividades durante todo el fin de semana.

"Intentarán infringirnos miedo, nos dirán que nos tenemos que ir por nuestra seguridad y su única intención será sacarnos, pero no podemos aflojar", ha comentado Pol, vecino de Gràcia, en el curso de una conversación donde los vecinos han llegado al acuerdo de que las demandas vecinales son que se suspenda el derribo y que se abra un proceso participativo para decidir qué debe ser este espacio.

Según Badia, como las casas no estaban catalogadas, la legislación no les permite deshacer la operación consistente en la construcción de 28 viviendas y además, añade, "las licencias de derrumbe y de obras están regladas y no se pueden denegar si se cumplen todos los requisitos".

A pesar de todo Badia explica que harán todo lo posible para convencer a la propiedad y cambiar los marcos legislativos para impedir que se especule y se hagan "viviendas que expulsen a los vecinos".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.