En nota de prensa, estas organizaciones patronales han calificado de "injusta la presión y alarma social sobre Asturiana de Zinc (AZSA) que, en base a un acuerdo, ha gestionado todo este escenario con el máximo rigor, atendiendo a la legalidad en generosa posición hacia los afectados".

"Somos contrarios a la utilización de la salud como instrumento de reivindicación y proponemos que impere el diálogo permanente", dicen desde FADE, Femetal y la Cámara de Comercio tras las declaraciones de algunas organizaciones sindicales y partidos políticos con motivo de la huelga de hambre que, desde hace una semana, llevan a cabo en la puerta de la empresa tres de los trabajadores intoxicados por mercurio.

En el comunicado, dicen no entender "las posturas de hostigamiento hacia la empresa, máxime en un momento de máxima preocupación para nuestra industria, en particular, y para la sociedad en general". Así, remarcan que "el diagnóstico y tratamiento de los afectados por un accidente laboral corresponde a la mutua de accidentes y enfermedades profesionales, y la incapacidad de sus secuelas al Instituto Nacional de la Seguridad Social".

Consulta aquí más noticias de Asturias.