Opuestos

A favor de los 400 euros... Francisco Javier Gordo Gonzáles. Tiene 25 años. Es madrileño, está soltero y sin hijos. Trabaja como empleado en una tienda de revistas.

¿Le parece bien la promesa electoral del PSOE de quitar 400 euros de IRPF para todo el mundo? Claro que sí. Es una ayuda que nos va a venir muy bien, sobre todo a los jóvenes. Es muy positivo y tenemos que aprovecharla.

¿Y los 2.500 euros por hijo? Todas las ayudas yo las veo muy buenas. Todo esto ayudará a las familias; ayudará a poder gastar más. Ahora, si las medidas son o no electoralistas, no lo sé. Yo con eso no me meto. Al final lo que importa es que ayuden, y lo hacen.

¿Afectarán a su economía? Lo de los 2.500 no, porque por suerte no tengo hijos. Con los 400, tampoco es que sea muchísimo, porque en la economía de todo el año no es mucho dinero, pero claro que me ayudará. 400 euros son 400 euros. No vienen mal.

En contra de los 400 euros... Francisco Sánchez Guzmán. Está casado. Tiene dos hijos. Trabaja «quince horas todos los días» como socio de un bar en el barrio de Chueca.

¿Le parece bien la promesa de quitar 400 euros de IRPF? Ésas son excusas del presidente para comprar votos. Cuando lo haga cobrarán sus amigos. Es una medida hecha para votantes ignorantes.

¿Y la medida de los 2.500 euros por cada hijo nacido? Me parece muy bien que ayuden, pero no a todo el mundo. Ahora resulta que la hija de Botín tendrá 2.500 euros cuando nazcan sus hijos, con todo lo que gana esa familia. Tendrían que haber invertido distinto; en guarderías, por ejemplo. Lo mismo que los 400. Lo tendrán todos, aunque ganen un dineral.

¿El PP ha propuesto algo mejor? Al menos habla con más claridad. Con lo de los inmigrantes, por ejemplo. Quienes se han portado bien no tendrán por qué temer. Las medidas son claras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento