Los institutos madrileños se convierten
en juzgados por un día

  • Estudiantes de secundaria participan en una iniciativa para simular juicios en las aulas.
  • Es un plan de la Comunidad y el Consejo General del Poder Judicial.
  • También se recrearán juicios de violencia de género o racismo.
Estudiantes del Instituto Grande Covián de Arganda, ayer, en un momento del juicio.
Estudiantes del Instituto Grande Covián de Arganda, ayer, en un momento del juicio.
JORGE PARÍS

El fiscal pidió ayer seis meses de medidas reeducadoras para Adrián, que le rompió un diente a un chaval y le hizo una herida de cinco puntos. El chico reconoció los hechos y pidió perdón, y su pena se redujo a cuatro meses. El ‘juicio’ lo presidió un miembro de la Audiencia Provincial, pero no se celebró en un juzgado, sino en el Auditorio Montserrat Caballé de Arganda, donde los estudiantes del instituto Grande Covián hicieron una de las recreaciones de Educando en Justicia.

Es el nombre de la iniciativa de la Comunidad y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que acerca las leyes a los estudiantes de Secundaria de Madrid y ayuda a que "entiendan que la ley la hacemos todos y sirve para que podamos vivir en paz", cuenta Carlos Berbell, del CGPJ.

El de ayer era el segundo juicio de 2008. La iniciativa nació en 2004 y este año está previsto que sean sesenta las recreaciones. La organización facilita a los centros tres casos reales y el instituto escoge el suyo.

Tres guiones a elegir

Las opciones son la agresión a un profesor, el robo en una tienda o el caso que eligieron los chicos del Grande Covián (agresión a un chaval). Berbell explicó que barajan "añadir juicios sobre violencia de género o racismo". Esta iniciativa, que se está llevando a cabo también en otras ciudades, además se complementa con visitas al Tribunal Supremo y a juicios reales.

Los chavales interpretan todos los papeles principales en un juicio, menos el del juez. En los casos colaboran diferentes magistrados. "Esto sirve para que los chicos contemplen la abogacía como una posible salida de futuro", cuenta María Tardón, miembro de la Audiencia Provincial de Madrid y juez en el simulacro de ayer.

Emularon a los abogados

Daniel Sánchez, estudiante de 4º de ESO. Hizo de Secretario Judicial. "A mí desde siempre me había gustado mucho la idea de poder ser abogado, pero ahora tengo aún más claro que esto es lo que quiero ser cuando sea mayor".

Adrián Galisteo, estudiante de 4º de ESO. Hizo de acusado. "Está muy bien y ha sido muy divertido. Yo me apunté por probar, por casualidad. He aprendido mucho sobre qué es la justicia y creo que se me ha abierto una nueva posibilidad de futuro".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento