Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, la investigación se inició con la denuncia de una vecina de Gijón, de 70 años, que había solicitado un reintegro de 600 euros en un cajero del barrio de El Llano y se había ido del lugar, revisando los movimientos de su cuenta bancaria y

sin recogerlo.

Al darse cuenta del olvido, había regresado a la entidad bancaria para asegurarse que la cantidad era reintegrada en su cuenta por no haberlo retirado en el tiempo estipulado, pero fue informada de que el dinero había salido y que el arqueo del cajero había sido correcto.

Los agentes comprobaron el circuito de videograbación del cajero automático y observaron cómo otra mujer que espera en el habitáculo coge el dinero

del dispensador de billetes

y se los guarda con rapidez en su bolso, sin avisar de la distracción a la anterior usuaria , para después operar con su tarjeta.

Los trabajos policiales permitieron identificar a la supuesta autora de los hechos, que fue detenida. Esta se mostró muy arrepentida e hizo entrega de los 600 euros, manifestando que nunca había sido su intención gastarlos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.