Air Nostrum
Air Nostrum AIR NOSTRUM - Archivo

El sindicato de pilotos Sepla ha anunciado una convocatoria de huelga en Air Nostrum para los días 23, 26 y 30 de noviembre al entender que la compañía está desviando la producción a otras aerolíneas de los mismos propietarios, poniendo en riesgo el futuro y las condiciones de trabajo.

El Sepla ha presentado esta mañana la convocatoria oficial de paros de 24 horas ante los organismos competentes, según ha indicado en un comunicado. El sindicato de pilotos denuncia que Air Nostrum está cediendo rutas que operaba para Iberia Regional desde hace varios meses a otras aerolíneas como Canary Fly, DAT, DOT y Fly Compass, lo que generaba, según este colectivo, "un enorme descontento" en trabajadores y pasajeros.

Además, el Sepla considera que el desvío de rutas a terceras marcas del mismo grupo empresarial "esconde un vaciamiento de contenido de producción" y una "precarización del empleo".

En un comunicado remitido en octubre, el Sepla subrayaba que la externalización continuaría a partir de noviembre, cuando la aerolínea maltesa MedOps comenzase a operar rutas interinsulares de Iberia Regional en Baleares. Asimismo, el Sepla agregaba que la adquisición del 51 % de MedOps se hizo a través del grupo ILAI, "un conglomerado empresarial creado por los mismos socios de Air Nostrum a principios de 2018, para diversificar su negocio".

La aerolínea valenciana también realiza rutas en régimen de "wet lease" para compañías como Lufthansa, SAS, Croatian o Brussels Airlines, "a la vez que la propia Iberia permite que sean terceras aerolíneas las que operan sus vuelos regionales".

Desde la sección sindical de Sepla ya indicaba que esta estrategia era similar a la de Binter Canarias, "que acabó casi desaparecida mientras otras aerolíneas del mismo grupo se quedaban con los aviones y la tripulación". De hecho, indicaba que esta situación provocó que los pilotos que se movieron a las otras aerolíneas lo hicieron con condiciones laborales "mucho peores", y que los que no aceptaron irse acabaron siendo despedidos.

Recientemente, Air Nostrum inició una nueva selección de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) para incorporar a su plantilla, y realizará entrevistas a candidatos en Madrid, Santander, Valencia, Vigo (Pontevedra) y Zaragoza.

La compañía lamenta "postura radicales"

La compañía valenciana ha calificado la huelga de "injustificada e irresponsable", y pide a los convocantes que debatan las diferencias existentes en el marco de la negociación del convenio colectivo y desconvoquen los paros.

Air Nostrum, según explica en un comunicado, ha intentado "hasta el último instante" alcanzar un acuerdo y lo seguirá intentando en los próximos días para evitar que se lleve a cabo la huelga.

La directiva reclama así al Sepla que adopte "posturas radicales" que perjudican también al conjunto de trabajadores, y le insta a que vuelva a la mesa de negociación para intentar alcanzar un punto de acuerdo.

Según Air Nostrum, el Sepla se opone a que la aerolínea Medops, participada por los accionistas del mismo grupo, opere en el mercado interbalear con reactores CRJ1000, cuando esta ya lleva varios meses operando para Binter en un acuerdo de arrendamiento de aviones ("wet lease") que no ha podido llevar a cabo la compañía por el rechazo del colectivo de pilotos al acuerdo de flexibilidad al que se había llegado con sus propios representantes sindicales, según afirma.

Los ocho antiguos pilotos de la empresa que ahora vuelan en Medops, y trabajan con contrato laboral español de acuerdo con la normativa laboral española y bajo el régimen de la Seguridad Social española (portanto, pagan sus impuestos en España), abandonaron la aerolínea valenciana de forma voluntaria.

Según la aerolínea, la acusación de "vaciamiento" contrasta con la realidad porque la compañía mantiene un crecimiento sostenido a lo largo de todo el año, como acreditan los incrementos registrados hasta octubre en número de pasajeros transportados, flota y plantilla.

Este año ha transportado 4.012.738 pasajeros, casi un 10 % más interanual, y el índice de ocupación de sus vuelos alcanza un 73,7 %, un récord histórico de 5,3 puntos por encima del nivel registrado en igual periodo del año anterior.

A lo largo del 2018 ha realizado más de un centenar de contrataciones, 92 de ellas para personal de vuelo y se han incorporado 17 nuevos pilotos y se ha contratado a 75 nuevos tripulantes de cabina de pasajeros (TCP), en tanto que sumará 8 pilotos más hasta final de año.

Un acuerdo de garantía

Asegura que como muestra de buena fe negociadora y de forma unilateral, Air Nostrum suscribió el pasado 14 de junio un acuerdo de garantía de empleo con la sección sindical del Sepla que fue ratificado por sus afiliados en asamblea y que iba destinado a proteger el empleo en el colectivo de tripulantes técnicos en caso de que se produjera una reducción del número de operaciones.

De esta forma, los pilotos de la compañía tienen garantizado que antes de que haya despidos por causas económicas, técnicas, organizativas o descensos en la producción, se prescindirá de las compañías a las que Air Nostrum haya alquilado aviones con tripulación.

Si finalmente se llega a la huelga, que sería la primera en la historia de esta compañía, la empresa confía en que quede garantizada la conexión con los aeropuertos no peninsulares (Baleares, Melilla y Canarias)