Estudio, estudiar, estudiante, estudiantes, clase, clases, aula, aulas, alumno
Una alumna en una clase. EUROPA PRESS - Archivo

Los alumnos catalanes de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) ya no tendrán todo el verano para prepararse las asignaturas que suspendan e intentar recuperar en septiembre, pues el Departamento de Enseñanza de la Generalitat ha decidido eliminar las pruebas de ese mes para estos estudiantes y avanzarlas a la última semana de junio. El cambió, ha explicado este jueves el titular de la Conselleria, Josep Bargalló, se empezará a aplicar este mismo curso.

Se trata de una medida que había solicitado la junta de directores de centros educativos por diversos motivos, entre ellos, que los exámenes de septiembre no están dando los resultados esperados. Y es que, según fuentes de Enseñanza, no se percibe una mejora del rendimiento escolar de los alumnos con más dificultades ni de los que pertenecen a los entornos más desfavorecidos, que no tienen posibilidad de hacer clases de refuerzo durante las vacaciones. Con el adelanto de las pruebas a junio, defienden desde el Govern, los estudiantes contarán con el acompañamiento del tutor y el apoyo del profesorado.

Otra de las razones que han llevado a avanzar las recuperaciones, ha señalado Bargalló, es la modificación que se hizo hace cinco meses de la orden de evaluación de Secundaria para adaptarla a la evaluación por competencias. Esta usa calificaciones cualitativas y elimina las notas del 0 al 10, y además de exámenes, tiene en cuenta actitudes y trabajos de clase. Con esta nueva manera de valorar a los alumnos, ha dicho el conseller, "no tiene lógica" la continuidad de las pruebas de septiembre, que se regían por un aprendizaje basado en memorizar.

Además, estos exámenes, ha apuntado Bargalló, "comportaban dificultades de gestión" en los centros educativos tras las vacaciones de verano, pues robaban tiempo al personal docente para preparar el nuevo curso escolar.

Si Enseñanza ha esperado hasta ahora para anunciar la medida y no la incluyó en la modificación de la orden de evaluación de hace cinco meses, ha explicado el conseller, es porque se ha aguardado para "analizar datos". Según ha apuntado, aunque se haya decidido hacer desaparecer los exámenes de septiembre con el curso ya empezado, "esto no debe alterar nada en ningún centro". Si excepcionalmente en alguno hay problemas, ha dicho, se podrán comunicar al Departamento, que tratará de "adaptar" el cambio a su caso.

Con el avance de las recuperaciones se vuelve a la situación anterior al año 2012, cuando la entonces consellera de Enseñanza Irene Rigau instauró las pruebas en septiembre con el objetivo de que aumentaran los titulados en ESO y se redujera el fracaso escolar. Entonces hacía más de 15 años que se llevaban a cabo en junio.

Críticas de la USTEC

Desde la Federació d'Associacions de Mares i Pares d'Alumnes de Catalunya (FAPAC) han afirmado este jueves acerca del cambio de fechas que están "al lado de lo que los profesionales de la educación consideren, de lo que crean que es la mejor opción para el alumnado" de los centros públicos.

Más crítico, sin embargo, ha sido el portavoz de la Unió de Sindicats de Treballadors de l'Ensenyament de Catalunya (USTEC), Ramon Font, que ha calificado la medida de "propagandística" y ha asegurado que lo que hace falta para "mejorar el sistema educativo" y que los estudiantes obtengan los "resultados esperados" es un "presupuesto expansivo" que aporte "más recursos".

"Necesitaríamos 7.200 docentes más y ese es el principal motivo de la huelga que hemos convocado para el 29 de noviembre", ha dicho, y ha apuntado que se precisan cambios que "cuestan dinero" y el adelanto de las pruebas a junio "sale muy barato".

Por otro lado, Font ha defendido que los exámenes de septiembre daban más "oportunidades" a los alumnos, que tenían "más tiempo" para prepararse.

Ha reconocido, sin embargo, que es "incuestionable" que la medida servirá para que el personal docente pueda planificar mejor el curso escolar antes de que empiece.

La Generalitat estudia extender el cambio al Bachillerato

La convocatoria de exámenes de septiembre de Bachillerato se mantiene, aunque la Generalitat estudia avanzarla también a junio. Si se optara por ello, la modificación se aplicaría en próximos cursos.

El Govern está estudiando, asimismo, cómo diseñar la prueba de junio para los estudiantes de ESO. La idea es que sea un examen personalizado que se centre en los aspectos en los que el alumno ha fallado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.