Nota De Prensa Seguridad Vial. Guardia Civil Burgos
Camión inmovilizado por la Guardia Civil. GUARDIA CIVIL

Fuerzas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han inmovilizado un camión que cargaba pescado y cuyo conductor llevaba 31 horas seguidas al volante.

Especialistas en transportes por carretera del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos paraban e inspeccionaban un vehículo que transportaba pescado, con origen en Turquía y destino a Castilla y León, en ruta por los extrarradios de la ciudad, señala el Instituto Armado a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Durante la inspección, al controlar los datos del tacógrafo se observaron ciertas irregularidades muy graves en los tiempos de conducción y descanso del conductor, de nacionalidad turca, tanto en los días previos como durante la propia jornada de trabajo en la que se encontraba.

Tres días sin parar

En el momento de la inspección llevaba conduciendo sin realizar los descansos reglamentarios cerca de 31 horas, durante tres jornadas, lo que suponía un exceso de casi 15 horas sobre el total de horas permitidas. También se han detectado varias irregularidades similares cometidas durante otros periodos de conducción, señala el comunicado.

Por todo ello se han confeccionado cuatro boletines de denuncia al Reglamento de Transportes Terrestres por exceso de horas de conducción y por disminución de los tiempos de descanso, lo que suponen sanciones que van desde los 1.500 a los 2.000 euros.

Con el objetivo de asegurar un descanso ininterrumpido de al menos once horas, el vehículo quedó inmovilizado en un lugar adecuado. En caso contrario el viaje podía haber tenido otro desenlace de fatales consecuencias, teniendo en cuenta las características y tonelaje del vehículo.

Estas acciones al volante afectan directamente a la seguridad vial, poniendo con ello en peligro la propia vida y la del resto de usuarios de la vía por grave riesgo de sufrir un accidente de circulación al disminuir los reflejos por cansancio, distracción y somnolencia, puntualizan desde la Guardia Civil.

Además atentan de forma directa contra la filosofía de la implantación del aparato de control (tacógrafo) en cuanto a la Seguridad Vial, mejora de las condiciones de trabajo de los conductores y las reglas de una libre competencia en el transporte se refiere, concluye el comunicado.

Consulta aquí más noticias de Burgos.