La dirección del PSPV en Alicante repartirá, durante la campaña electoral, «miles de botellines de agua desalinizada» en eventos deportivos organizados por toda la provincia para demostrar que «es apta para el consumo humano».

Los socialistas ya han distribuido cerca de 55.000 botellas en las dos últimas semanas, en las localidades de Santa Pola (33.000), Aspe (15.000) y Orihuela (6.000). Según el candidato número cinco en la lista socialista al Congreso por Alicante, Carlos González, en estos eventos los ciudadanos en estos eventos los ciudadanos han comprobado «que el agua desalada es buena».