¿Es arte la montaña de escombros que hay en la calle San Cristóbal, en el centro de Murcia? La respuesta varía depende de a quién se le pregunte. La Consejería de
Cultura, que ha pagado 60.000 euros al coordinador de ésta y otras exposiciones incluidas en el PAC (Proyecto de Arte Contemporáneo), opina que sí, pero muchos vecinos de la zona están hartos de la obra.

«Me parece bien que pongan arte en la calle, pero tienen que pensar en los vecinos. Los escombros generan mucho polvo y me obligan a limpiar las ventanas todos los días», explica Araceli García.

«Hay que limpiar más. Lo tolero porque sé, y espero, que la quiten pronto. Como arte no me disgusta», dice Lola Gallud.

La presidenta del distrito centro, Isabel Monreal, recibió quejas en Navidades cuando demolieron el edificio para generar los escombros. «Los comerciantes se sintieron afectados porque había que cortar el paso peatonal de la calle».

La autora de la obra, la zaragozana Lara Almarcegui, cuestiona el urbanismo. «La Montaña de Escombros consiste en apilar los restos de una casa. Tras la demolición queda la misma materia y volumen».