La Guardia Civil ha detenido a un hombre que se encerró en su domicilio de la localidad ovetense de Tudela Veguín tras amenazar a su esposa con una hoz y otras armas blancas.

El hombre se encerró en la vivienda e intentó agredir a uno de los agentes que acudieron al domicilio tras una llamada de alerta. La detención se produjo después de dos horas de negociaciones entre los agentes que se encontraban en el exterior de la casa y el acusado que se negaba a salir.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de los hechos a las 15 horas de ayer a través de una llamada telefónica de una mujer que alertaba de que su marido le había amenazado de muerte con una hoz así como con otras armas blancas. La mujer había abandonado ya el domicilio familiar por miedo a "ser agredida".

Una patrulla se trasladó al domicilio donde fue recibida por el acusado quien en repetidas ocasiones los amenazó de muerte esgrimiendo la hoz a la vez que impedía a los agentes acercarse a la vivienda. En ese instante, cuando un guardia civil intentó entablar conversación con el acusado, éste trató de agredirle de nuevo con la hoz para después regresar otra vez al domicilio.

Tras dos horas de diálogo, la Guardia Civil consiguió que el hombre se calmara y saliera de su domicilio de forma pacífica y desarmada procediendo los agentes a su detención.