trafalgar 200 años
Decenas de barcos militares participaron en la conmemoración de la batalla (foto: Efe). EFE
El desfile se celebró en la bahía de Postmouth, donde miles de curiosos se congregaron provistos de prismáticos para no perderse el espectáculo.

En la parada naval tomaron parte un total de 174 buques de cuarenta países, entre ellos más de cien barcos de guerra, a los que pasó revista la reina Isabel II de Inglaterra durante más de dos horas.


España envió a su buque insignia, el portaaviones "Príncipe de Asturias", acompañado de la fragata de última generación "Blas de Lezo". Por su parte, Francia desplegó seis barcos en un acto que estuvo presidido por la concordia.

Además de la Reina Isabel II que estuvo pasando revista a la gigantesca flota, otros seis miembros de la Familia Real presenciaron el desfile, entre ellos el Príncipe Carlos y su esposa Camilla.



Carlos y Camilla contemplan el desfile. Foto: AP

En tierra, la multitud que abarrotaba el paseo marítimo de la bahía pertrechada con helados, refrescos y cervezas, disfrutaba del espectáculo agitando banderas británicas.

La jornada culminó con un espectáculo de luz y sonido que recreó una batalla naval del periodo napoleónico, con disparos de fogueo, olor a pólvora y gritos de zafarrancho de combate.

Tras la "muerte" del actor que encarnaba a Nelson, un gran castillo de fuegos artificiales ponía fin a la conmemoración.

Entre fuertes medidas de seguridad


En tierra hemos activado la mayor operación policial que jamás ha organizado la policía de Hampshire

La policía del sureño condado de Hampshire desplegó "cien agentes en el agua", confirmó la portavoz policial Lucy Dibdin. "En tierra hemos activado la mayor operación policial que jamás ha organizado la policía de Hampshire, pero por razones de seguridad no podemos divulgar el número exacto de agentes", comentó Dibdin.

En el mar, la policía dispuso zonas de exclusión de 200 metros en torno a cada barco, a fin de evitar un posible atentado terrorista.

En tierra, numeros agentes eran visibles en diversos puntos de la ciudad, sobre todo en las proximidades de la bahía de Portsmouth, en cuyos alrededores se cortaron varias calles.

¿Demasiado políticamente correctos?

Las dos flotas que representaron una batalla en el mar al estilo del siglo XIX después del desfile, fueron denominadas "la tropa roja y la tropa azul" en lugar de tomar nombres de países en un intento de ser neutral.

La decisión ha sido calificada de ser excesivamente correcta por parte de Anne Tribe, de 75 años, la descendiente de Nelson más anciana.

"Estoy en contra de la corrección política. Muy en contra. Nos hace pasar como tontos". Creo que la idea del equipo azul peleando contra el equipo rojo es bastante estúpida. Estoy segura de que franceses y españoles son lo suficientemente adultos para apreciar que nosotros ganamos esa guerra". afirmó.



Anne Tribe, descendiente de Nelson. Foto: Reuters

Los organizadores del evento querían evitar las acusaciones de triunfalismo, especialmente que ahora Londres y París están enfrascados en una amarga disputa sobre el futuro de la Unión Europea.

El almirante en jefe de la armada británica Alan West rechazó las críticas al bicentenario afirmando que Nelson habría aprobado estos planes.