La Audiencia de Córdoba ha condenado a J.Q.Q. a dos años de prisión por un delito continuado de abusos sexuales a su sobrina de 13 años, en el domicilio en el que ambos convivían en la capital.

Fuentes judiciales han informado de que el acusado, que ha reconocido los hechos durante la vista oral, ha sido condenado además a nueve años de prohibición de acercarse a la víctima, así como de comunicarse con ella.

En el escrito de conclusiones, el fiscal explica que el acusado vivía con su hermano y la hija de 13 años de éste en un domicilio de la capital. Según el fiscal, en abril de 2006, el acusado llegó al domicilio familiar y al comprobar que la chica dormía en el sofá, se acercó a ella y comenzó a tocarle los pechos con "ánimo lascivo".

El acusado se acercó a su sobrina en abril de 2006 para tocarle los pechos con "ánimo libidinoso", según el fiscal

La menor le pidió que la dejara, pero éste se echó encima suya hasta que sonó el timbre de la puerta, momento en el que la chica aprovechó para marcharse con quien había llamado, que era una amiga suya.

Unos día más tarde, en torno a la medianoche, el acusado aprovechó que la chica se encontraba sola en su cuarto durmiendo y comenzó a darle besos y a realizarle tocamientos, la desnudó y abusó de ella.

El fiscal recoge que la menor trató de quitárselo de encima sin conseguirlo, a la vez que le decía que era su sobrina, aunque el acusado no se fue hasta que decidió ir a lavar la ropa que había quedado manchada.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA