Accidente del Yak-42
Escenario del accidente del Yak-42, ocurrido en 2003. ARCHIVO

El comandante Antonio Bendada, otro de los testigos citados por el juez Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska en la causa sobre la contratación del avión Yakovlev 42-D, ha afirmado a las puertas de este órgano judicial que el ex ministro de Defensa, Federico Trillo, "nunca" ha dicho la verdad sobre lo ocurrido en el accidente.

Bendada explicó que antes del accidente recibió un correo electrónico del comandante Ripollés, muerto en el siniestro, en el que le advertía que volaban con aviones contratados a "piratas aéreos" por las malas condiciones que presentaba el aparato. El oficial, ahora retirado, reiteró que Trillo "mintió desde el principio" y "nunca defendió a los militares".

No hubo quejas por la seguridad

Varios de los mandos militares que han ido prestando declaración, aseguraron ante el magistrado que no hubo ninguna queja previa sobre la seguridad del aparato, solo catorce referidas a "incomodidades", y defendieron la elección de la aeronave.

Según el general Luis Alejandre Sintes que firmó el contrato, era un avión "excelente y ocupaba el tercer puesto en el 'ranking' mundial de seguridad", según informaron fuentes jurídicas.

Contratación irregular

El ex jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME) también manifestó que desconocía que se hubieran producido irregularidades en la contratación del avión Yak-42, que se estrelló en Turquía en 2003, causando la muerte a 62 militares españoles.

Sintes, ahora en la reserva, fue el primer militar en prestar declaración como testigo ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, a quien la Sala de lo Penal obligó a reabrir la causa sobre el accidente del Yak-42 en la parte relativa a la contratación, que él archivó el pasado 1 de junio.

Legalmente, ese avión no podía volar

En su declaración, que ha durado unos 30 minutos, el ex jefe del Ejército ha rechazado conocer datos sobre el proceso de la contratación del vuelo y se ha mostrado "ignorante" sobre cómo se gestionó, según han explicado fuentes jurídicas.

Además de este general, también ha declarado ante el juez el teniente coronel de infantería Javier Marino González, quien se ha ratificado en su informe, realizado un mes antes del siniestro, en el que denunciaba irregularidades en la contratación del vuelo.

Bono: "Diré toda la verdad al juez"

Por su parte, el ex ministro de Defensa José Bono afirmó que el próximo lunes dirá toda lo verdad al juez de la Audiencia Nacional que le ha citado como testigo en el caso Yak-42, del que dijo que fue "un vuelo ilegal" que carecía de los instrumentos técnicos y las autorizaciones.

Ningún español entendería que no fuese

El avión en el que murieron los 62 militares españoles, que se estrelló en Turquía en mayo de 2003, era "un avión que no podía volar", sostuvo Bono en una rueda de prensa ofrecida junto al líder de los socialistas canarios, Fernando López Aguilar.

Aunque el juez le ha ofrecido al testigo la posibilidad de informar por escrito, José Bono afirmó que él irá a declarar en persona porque creía que "ningún español entendería que no fuese".