El hombre que se había encerrado en una guardería de la localidad italiana de Regio Calabria (sur del país) con una decena de niños y una maestra como rehenes se ha rendido, después de que agentes de policía accedieran al local por una puerta lateral, según informaron medios locales.

La Policía entró por un acceso lateral de la guardería

La maestra y los niños que aún permanecían en el interior de la guardería, después de que el secuestrador dejara salir a cinco en las últimas horas, se encuentran bien.

Los agentes entraron por un acceso lateral de la guardería 'Il Girotondo' y obligaron a rendirse a Cristian Familiari, de 32 años, que se encerró esta mañana con los pequeños y su maestra armado con un pequeño cuchillo.

Es el padre de uno de los niños

El individuo es padre de uno de los niños que van al centro infantil, separado de su esposa, su pretensión era ver al pequeño, según la agencia de noticias Agi.

Además, pidió hablar con los periodistas y la televisión, en concreto la emisora pública RaiUno, indicó por su parte en directo desde el lugar de los hechos la cadena SkyTg24.