En Venezuela se multiplican las colas para conseguir los alimentos básicos (carne, leche o azúcar, entre otros) debido a su escasez, según publica El País.

En Venezuela resulta más caro producir o importar un litro de leche que el dinero obtenido al venderlo

El Gobierno de Hugo Chávez fijó precios máximos para cerca de cien productos en el año 2003, pero en los últimos cinco años la inflación se ha disparado, de modo que ahora, en Venezuela, resulta más caro producir o importar un litro de leche que el dinero obtenido con la venta. Actualmente el Estado es el único que suministra estos alimentos básicos; eso sí, perdiendo mucho dinero.

Según el gobierno venezolano, el aumento en la inflación se debe a la competencia desleal de varias empresas y al acaparamiento de algunas personas, pero descarta que pueda tener su origen en el control de los precios.

Venezuela está pagando los productos a precios internacionales para luego venderlos subvencionados, y las pérdidas estatales son altísimas.