Falso risotto de setas y parmesano
Falso risotto de setas y  parmesano EMMA GARCÍA

El puntalette también conocido como orzo o risoni (arroz grande) es un tipo de pasta con forma de grano de arroz, aunque algo más grande. De hecho, orzo significa cebada en italiano, de ahí que también se llame así a esta pasta por la semejanza con el grano del cereal. En Italia, como otras pastas cortas, se suele utilizar para preparar sopa minestrone, otro tipo de sopas, guisos y rellenos. También es una pasta muy popular en Grecia.

Desde hace un tiempo este tipo de pasta se ha puesto de moda en algunos restaurantes que elaboran platos típicos de arroz con ella bajo nombres como "falso risotto". Y esa es la gracia del plato, que parece arroz pero no lo es.

Si preparamos esta receta con los mismos ingredientes y proceso que un risotto tradicional con arroz, ¡sorpresa!, sabe a risotto. Pero reconocemos que usar pasta realmente puede ser una forma original de versionar este plato.

Ingredientes para 4 personas

  • 250 gr. de puntalette
  • 700 ml. de caldo de pollo o verduras
  • 150 gr. de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 200 gr. de setas variadas (nosotros hemos usado portobello y trompetas de la muerte)
  • 100 ml. de vino blanco
  • 100 gr. de queso parmesano
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

Cortamos la cebolla y la picamos muy fina. La echamos a una sartén honda o cazuela con aceite de oliva virgen extra a fuego medio, y removemos de vez en cuando para que no se queme. Limpiamos las setas y las cortamos en trozos no muy grandes.

Picamos el ajo y lo agregamos a la sartén. Cuando la cebolla empiece a transparentar, removemos un par de minutos y echamos las setas al sofrito. Rehogamos 5 minutos más y añadimos el vino blanco.

Dejamos que el vino se evapore y echamos el puntalette. Removemos para que se empape bien del resto de los ingredientes y añadimos la mitad del caldo. Vamos removiendo y cuando se esté acabando el caldo añadimos la otra mitad. Cuando la pasta esté al dente apagamos el fuego, echamos el parmesano rallado, removemos y lo tapamos unos minutos para que repose.

Para servir, decoramos con un poco más de queso parmesano rallado o laminado.