Algunos de los protagonistas de la serie 'Física y química'.
Algunos de los protagonistas de la serie 'Física y química', basada en el día a día en un instituto. JORGE PARIS

¿Todos juntos o mejor por separado? Esa es la eterna duda en los colegios.

El hecho de que algunos países vuelvan a apostar por separar a niños y niñas en el colegio plantea la duda de si en España esta fórmula sería la solución al fracaso escolar evidenciado en el último informe PISA.

Las mujeres se motivan con desafíos diversos de los que motivan a los hombres

Hasta ahora, en nuestro país sólo se conoce este sistema en colegios privados o concertados de carácter fundamentalmente religioso, pero en otros países como Alemania, Suecia, Canadá y muchos latinoamericanos está instaurado en la enseñanza pública.

El último que se ha planteado abandonar el sistema mixto es Estados Unidos. Según publica hoy 'El País', en Washington DC, veinte escuelas que tuvieron que cerrar en su día por fracaso escolar o violencia se plantean ahora reabrir sus puertas, pero a un solo sexo.

Los motivos van más allá de la distracción y los clásicos tópicos al respecto. En unas declaraciones recogidas por Catholic.net, Steve Ullrich, profesor de ingeniería en el Lakeville South High School, considera que la apuesta por la separación de sexos es conveniente y garantiza un mayor rendimiento, ya que "la investigación demuestra que las mujeres se motivan con desafíos diversos de los que motivan a los hombres".

Así, lo que cabría preguntarse no es si rinden o no más juntos o separados, sino si necesitan maneras de educar diferentes.

Muchos críticos con la separación

Sin embargo, numerosos expertos han defendido recientemente la enseñanza mixta bajo los siguientes argumentos:

  • La separación distancia a hombres y mujeres hasta convertirlos en desconocidos.
  • Entorpece las relaciones sociales.
  • Creerse diferente puede crear sentimientos de inferioridad o superioridad.
  • Dificulta el encuentro con el otro sexo en la sociedad después del colegio.