La concejal de Hacienda, Rocío Feliz de Vargas, ha señalado que las ordenanzas no recogen ningún aumento "de la imposición fiscal y que el IBI se mantiene al reducirse el coeficiente para limitar el incremento anual de los valores catastrales".

Feliz de Vargas ha manifestado que "no se han admitido enmiendas de la oposición que supongan incremento y únicamente se han aceptado tres que cumplen con este requisito.

En este pleno también se ha aprobado el convenio de colaboración con el Gobierno de Aragón en materia de Educación Infantil de primer ciclo entre julio de 2018 y junio de 2019, así como la aprobación inicial de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que afecta a las zonas donde se ubicarán las depuradoras de los barrios rurales de El Campillo, Caudé, San Blas, Tortajada, Valdecebro y Villaspesa.

La alcaldesa de la ciudad, Emma Buj, ha advertido de que "el convenio -con el Ejecutivo aragonés- tiene reparos de la intervención municipal por tratarse de competencias no propias del ayuntamiento aunque todos los grupos votaron favorablemente la firma del convenio ya en comisión".

Los proyectos de obras ordinarias municipales de reforma y ampliación del cementerio de Villalba Baja y de excavación arqueológica de fosa común de la Guerra Civil y construcción de edificio para 24 nichos en el cementerio de San Blas también han recibido el visto bueno del pleno.

PROPUESTAS DE RESOLUCIÓN

En cuanto a las propuestas de resolución, se han aprobado por unanimidad una del PSOE referente a un espacio para la realización de funerales civiles en la ciudad; otra de este grupo sobre la reparación de instalaciones del cementerio municipal de Teruel; una moción de Ganar Teruel relativa a la limpieza de pavimentos y contenedores soterrados en el Centro Histórico.

Asimismo, ha salido adelante una propuesta del PP referente al mantenimiento de los plazos de ejecución e inversión previstos para el Corredor Cantábrico-Mediterráneo.

La propuesta de Ganar Teruel relativa al reconocimiento del Ayuntamiento de Teruel a los alcaldes y concejales de la capital que murieron en defensa de la democracia, de la libertad del gobierno legalmente establecido, a partir del golpe de Estado de 1936 ha salido adelante con los votos de Ganar Teruel, PSOE, CHA y Ciudadanos, la abstención del PAR y el voto en contra del PP.

La portavoz de Ganar Teruel, Anabel Gimeno, ha pedido que "se ponga una placa en homenaje a los tres alcaldes de la ciudad muertos durante la Guerra Civil, el republicano y médico José Borrajo que proclamó la República el 14 de abril de 1931; Pedro Fabre que fue fusilado en agosto de 1936 por los sublevados y el labrador turolense que fue alcalde en los apenas dos meses que el gobierno legítimo recuperó la ciudad, Ángel Sánchez Batea".

Por último, la propuesta de Ciudadanos referente al inicio de expediente para la licitación pública de contrato con empresa que evalúe la selección de los proyectos del Ayuntamiento de Teruel que se pretendan financiar con cargo al Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) ha sido rechazada por todos los demás grupos políticos, sólo ha obtenido los dos votos de Ciudadanos a favor y 19 en contra.

Consulta aquí más noticias de Teruel.