Imagen de la versión animada de 'La Guerra de las Galaxias'.
Imagen de la versión animada de 'La Guerra de las Galaxias'. LUCAS FILMS
La saga de La guerra de las galaxias regresará el 15 de agosto a los cines de EE UU, con Star Wars: The Clone War, una película de animación que recreará los famosos personajes creados por el director
George Lucas.

La película ha sido creada junto con treinta capítulos de televisión
Según recogen medios locales, la producción del filme ha sido realizado junto con una treintena de capítulos de televisión de unos treinta minutos, que se emitirán un tiempo después en las cadenas Cartoon Network y TNT.

Lucas vuelve a estar al frente de la producción de este nuevo proyecto, tal y como lo hizo en las seis anteriores películas de La guerra de las galaxias, filmadas en dos series de trilogías entre 1977 y 1983 --el episodio cuarto, quinto y sexto-- y entre 1999 y 2005 --el primer, segundo y tercer episodio.

"Sentí que todavía había muchas más historias de Star Wars para contar", explica el director californiano, que ha sido nominado a los Oscar en seis ocasiones, tres de ellas por los enfrentamientos galácticos entre los Jedi y las fuerzas "del lado oscuro".

El creador también de Indiana Jones asegura: "Estaba deseoso de contar algunas de esas historias --de La guerra de las galaxias-- mediante personajes animados por ordenador, y al mismo tiempo, dar un empujón al arte de la animación".

La primera entrega sigue siendo, treinta años después, la segunda película más taquillera de la historia.
Además de continuar las aventuras de Obi Wan Kenobi y el maestro Yoda entre el segundo y tercer episodio, The Clone War presentará a nuevos personajes de este universo fantástico como Ahsoka, un sabio aprendiz de caballero Jedi bajo las instrucciones de Anakin Skywalker.

En marzo de 2007, la primera película de la saga, La guerra de las galaxias o Episodio IV, celebró su treinta aniversario en la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas con una proyección de este clásico cinematográfico en su sede de Beverly Hills (Los Ángeles).

El filme sigue siendo hoy en día la segunda película más taquillera de la historia del cine, sólo superada en 1997 por el éxito de Titanic del director James Cameron.