Policía Municipal a caballo
La Policía Municipal patrullando a caballo el barrio de San Diego. POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido reforzar desde este lunes la seguridad en barrios de cuatro distritos de la zona sur con la presencia de patrullas policiales tanto en coche como a pie o a caballo. Lo ha anunciado la alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmenaen la Junta Municipal de Villaverde acompañada del delegado del Área de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, el concejal del distrito de Villaverde, Guillermo Zapata, y el comisario general de la Policía Municipal, Teodoro Pérez. 

En concreto, más agentes patrullan ya las calles de zonas conflictivas como Pradolongo (Usera), Marconi y San Cristóbal (Villaverde), San Isidro y Vista Alegre (Carabanchel) o Caño Roto y Lucero (Latina) para disuadir de la comisión de delitos. Este refuerzo ya arrancó el pasado septiembre en el casco histórico de Vallecas y San Diego (Puente de Vallecas). 

Los nuevos efectivos, cuyo número no se ha precisado, proceden de otras zonas y de unidades especiales, como caballería o Medio Ambiente, por lo que no hay un aumento en el número de agentes en las comisarías de los distritos afectados por el plan. Estas unidades se dedicarán de forma exclusiva al patrullaje, por lo que no atenderán las llamadas de la centralita. 

En principio, el operativo funcionará hasta después de las Navidades (8 de enero) para posteriormente analizar los resultados y tomar las decisiones oportunas en función de las  las necesidades de cada barrio. 

El dispositivo se ha puesto en marcha atendiendo a las demandas del tejido asociativo y vecinal, liderado por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (Fravm), y el diagnóstico realizado por los diferentes mandos policiales de los distritos. 

"El objetivo principal de estos programas es mejorar la seguridad y la convivencia en los barrios en los que se aplica. Dentro de tres meses aproximadamente habrá que evaluar los resultados obtenidos", aseguró Carmena, que destacó que “la presencia de agentes en la calle es fundamental”.

Según ha informado el Consistotio, los aspectos de seguridad ciudadana en los que los dispositivos pondrán una mayor atención en aras de su prevención son robos, agresiones, reyertas y amenazas; tráfico y consumo de estupefacientes en vía pública; violencia de género y publicidad vejatoria; sustracción de vehículos; ocupación de viviendas para la comisión de delitos contra la salud pública; y seguridad vial.

En lo que se refiere a problemáticas que puedan generar problemas de convivencia, los y las agentes trabajarán en la prevención de los siguientes temas: limpieza y acumulación de residuos, uso inadecuado de la vía pública y zonas verdes, consumo de alcohol en vía pública, daños y vandalismo en el mobiliario urbano, venta ambulante no autorizada, ruido y ocio nocturno y animales domésticos y potencialmente peligrosos.

138 nuevos agentes

Por otra parte, hasta 138 nuevos agentes se incorporarán al cuerpo el próximo día 15 de noviembre destinados en primer lugar al refuerzo navideño en Centro para después de las fiestas repartirse entre los 21 distritos.

"El reparto de los agentes se hará según datos poblaciones del distrito y del número de avisos recibidos. Irán a los distritos porque allí hacen más falta", precisó el delegado del Área de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero.

El edil ha recordado que el Ayuntamiento ha solicitado la convocatoria de ofertas públicas de empleo extraordinarias "por el déficit que hay porque desde hace cinco años no se han ido sacando". En la actualidad, la ciudad cuenta con unos 6.000 agentes, prácticamente los mismos que al inicio de la legislatura.


Consulta aquí más noticias de Madrid.