En la proposición no de Ley, recogida por Europa Press, el parlamentario de la coalición de izquierdas Jon Hernández afirma que, "en una sociedad democrática, todo cargo público de representación de la ciudadanía debe ser elegido y renovado periódicamente a través de elecciones". "Este principio y valor debe hacerse extensivo a la Jefatura del Estado, avanzando hacia un modelo republicano", apunta.

Hernández pretende que la Cámara vasca manifieste su "preocupación por los diferentes escándalos y denuncias de corrupción que afectan a la Casa Real", y exija "que puedan ser investigados completamente por el poder judicial".

FISCALIZACIÓN

En este sentido, considera que, "como cualquier cargo público, debería rendir cuentas y ser fiscalizado por el poder legislativo, en este caso, el Congreso de los Diputados".

El representante de Elkarrekin Podemos indica que "el derecho al honor de la Casa Real debe gozar de la misma protección que el de cualquier otro ciudadano". Por ello, quiere que se insta al Congreso de los Diputados a reformar el Código Penal, en concreto los artículos 490.3 y 491, "ajustándolo a lo establecido por la Convención de los Derechos Humanos, en su artículo 10, tal como puso de manifiesto el Tribunal Europa Derechos Humanos (TEDH)".

Jon Hernández insta, asimismo, a realizar un sociómetro específico sobre la percepción de la ciudadanía vasca de la Casa Real y sus preferencias políticas sobre la Jefatura del Estado.

Consulta aquí más noticias de Álava.