Audiencia Provincial de Almería
Audiencia Provincial de Almería EUROPA PRESS - Archivo

Según la calificación provisional de la Fiscalía, consultada por Europa Press, la acusada habría convencido en primer lugar a la mujer, que tiene un 42 por ciento de discapacidad psíquica, para que se fuera a vivir con ella a Almería, donde no pagaría gasto alguno por el alquiler.

Así, dado que ambas se conocían previamente, la víctima aceptó la propuesta y accedió a irse a vivir con ella. Así, la acusada junto a un tercero no identificado, desplazó en su propio coche a la mujer y a su pareja sentimental, un varón con una discapacidad psíquica del 65 por ciento a los que finalmente "retuvo contra su voluntad" en una vivienda desocupada.

De acuerdo con el escrito del Ministerio Público, la pareja pasó cinco días en una casa ubicada en la carretera del Mamí que carecía de agua y de luz de la que no podían salir si no era en compañía de la acusada. Igualmente, tampoco tenían acceso a sus teléfonos móviles durante el tiempo que estaban "encerrados bajo llave".

Fue finalmente a los cinco días, el 21 de octubre del pasado año, cuando la mujer consiguió escapar ya que mientras que viajaban en un coche amenazó con tirarse del vehículo, con lo que logró que la acusada "le dejase marcharse", si bien su pareja siguió retenida hasta el día siguiente cuando la acusada fue detenida.

Además de las pruebas privativas de libertad, la Fiscalía interesa que se ordene el alejamiento de la acusada de las víctimas a una distancia de 500 metros durante seis años. El juicio se celebrará el 21 de noviembre en la Audiencia Provincial de Almería.

Consulta aquí más noticias de Almería.