Juan Antonio Ramírez Sunyer
Juan Antonio Ramírez Sunyer, el pasado 3 de febrero. EFE

El juez Juan Antonio Ramírez Sunyer, titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona y encargado de investigar la celebración del referéndum del 1 de octubre de 2017, ha muerto este domingo de madrugada a los 71 años, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

El magistrado padecía una larga enfermedad que se había agravado en las últimas semanas. De hecho, en diciembre del año pasado, el juez fue hospitalizado por una enfermedad grave y se reincorporó semanas después, en enero de este año, para volver a dirigir la investigación sobre los preparativos del referéndum al fracasar las recusaciones de las defensas contra él.

Su muerte se produce en plena instrucción de la causa del 1-O, con unos 40 imputados por la preparación del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, y cuando el CGPJ le acababa de conceder exclusividad para que se dedicase de lleno a investigar solo este caso.

El pasado miércoles, la Comisión Permanente de este órgano decidía reforzar de nuevo y de forma integral el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona para que Ramírez Sunyer pudiera ocuparse de manera exclusiva a la instrucción de la causa del 1-O.

De este modo, quedaba liberado de la celebración de juicios por delitos leves y de la instrucción de los restantes procedimientos, que fueron asumidos por otro magistrado, con el objetivo de que la instrucción del sumario sobre la logística del 1-O pudiera concluirse "en el plazo más breve posible por el mismo magistrado que la inició".

Ramírez Sunyer abrió esa investigación sobre los preparativos del 1-O a raíz de las conferencias de febrero de 2017 en las que el exsenador de ERC Santi Vidal aseguró que el ejecutivo catalán disponía de una partida "camuflada" de 400 millones de euros para organizar la consulta,  suspendida por el Tribunal Constitucional.

Ramírez fue el juez que ordenó el registro de la sede de la Consellería de Economía de la Generalitat, frente a la que se reunieron miles de personas para protestar, lo que fue la base para que la Fiscalía acuse de rebelión en la causa del procés.

Sustitución

La magistrada de la Audiencia de Barcelona y portavoz de Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD) en Catalunya, Montserrat Comas, ha explicado que ahora el puesto del juez Ramírez Sunyer saldrá a concurso público, tras lo que se designará un nuevo magistrado.

En una entrevista del canal 3/24, Comas ha señalado que el juez sustituto deberá continuar la labor de Ramírez Sunyer, ya que la instrucción no está cerrada: "No sabemos qué decisiones se tomarán ahora respecto a si se abre o no un juicio oral, respecto de quién y de qué delitos", y ha añadido que será el nuevo juez quien asuma estas decisiones.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.