Oriol Junqueras
El presidente de ERC, Oriol Junqueras. EFE

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha sostenido este viernes que el juicio sobre el proceso independentista será un castigo a los líderes soberanistas pero ha avisado de que "la cárcel será su peor decisión".

"Esto no va de leyes y mucho menos de justicia", ha dicho a través de una carta leída en el acto en apoyo a los presos ante la cárcel de Lledoners (Barcelona), después de conocer que la Fiscalía pide una pena de 25 años de prisión para él.

También ha señalado que el encarcelamiento de los líderes independentistas es "indispensable para que el mundo abra los ojos y se dé cuenta" de cómo es el Estado.

"La cárcel es imprescindible para avanzar. Es el precio de la libertad", y ha asegurado que, pese a su encarcelamiento, no se ha movido de su voluntad de alcanzar la independencia.

Junqueras ha destacado que la prisión de los políticos independentistas ha servido para "ganar toda la legitimidad y credibilidad ante el mundo" y ha llamado a la ciudadanía a persistir.

Joaquim Forn

En una carta leída por su hija, el exconseller Joaquim Forn ha señalado que el juicio será una "nueva oportunidad para denunciar ante el mundo a un Estado incapaz de dialogar".

"Iremos al juicio con la cara bien alta sabiendo que a nuestro lado hay un país entero" y ha agradecido el apoyo recibido desde que ingresó en prisión hace un año.

Los otros presos

La mujer del exconseller Jordi Turull ha leído una carta conjunta de todos los presos soberanistas, en la que insisten en que "es imposible encarcelar la voluntad democrática de un pueblo" y afirman que sus convicciones son más fuertes que antes de entrar en prisión.

"La prisión no ha conseguido humillarnos porque la esperanza siempre es más poderosa que el miedo. La causa de la libertad es imbatible", defienden.

Y advierten a los catalanes soberanistas de que el juicio tendrá la intención de disuadirlos para que dejen de movilizarse por el derecho a la autodeterminación: "Seremos juzgados para disuadirnos, para escarmentaros", por lo que les reclaman que sigan luchando.

El abogado de la exconsellera Clara Ponsatí en Escocia, Aamer Anwar, ha recriminado que, con las peticiones de penas, el Estado ha demostrado su concepción de justicia y de democracia y ha evidenciado que sigue actuando "con el espíritu de Franco".