Los vecinos reclaman más vigilancia en el rural. En virtud del acuerdo firmado entre la Policía Local y el Concello, hasta mediados de abril los agentes de la Policía Local trabajarán un día más al mes.

El objetivo es paliar las carencias en seguridad que hay en Vigo. La necesidad de más personal es una reivindicación tanto del cuerpo de seguridad como de los vecinos. «Hacen falta más efectivos, pero si mientras no llegan los que hay trabajan más, tampoco está mal», explica la presidenta de la Federación Vecinal.

Aunque los vecinos reconocen un incremento del control en zonas como As Travesas, recuerdan el abandono que sufren las zonas rurales.