La empresa promotora abrirá oficina en Zaragoza. Ya han quedado descartadas dos de las cinco posibles ubicaciones que se barajaban para instalar el proyecto de juego y ocio de Gran Scala. Las tres que se mantienen están en la zona oscense de Los Monegros y «cerca de vías importantes como el AVE y la autovía», según explicó ayer el vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel.

Biel aseguró que la ubicación definitiva podría conocerse en las próximas semanas y de inmediato se cerraría la adquisición de los terrenos.

Por otro lado, el vicepresidente confirmó que se está negociando la implantación en Zaragoza de una oficina de 600 m2 de la promotora del proyecto ILD. También se está trabajando en el contenido de una posible ley para regular este tipo de centros.

Respecto al impacto ambiental, Biel explicó que el complejo consumirá el agua necesaria para regar 2.000 hectáreas de maíz. «Lo que no vamos a hacer es parar el proyecto porque casi todo el mundo está a favor de él y no podemos darle más importancia a los que se oponen que a los que lo defienden», añadió Biel.