Los topillos están invadiendo ya los campos de cultivos industriales, como alfalfas y árboles frutales, de las comarcas oscenses de La Litera y Bajo Cinca, según la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de Aragón (Asaja) y se recoge también en el blog La Crónica Verde de www.20minutos.es. La presencia de estos roedores empezó a detectarse hace varias semanas y los agricultores ya han mostrado su preocupación por la rapidez con que se reproducen y las dificultades para evitar su proliferación con métodos tradicionales como el veneno o la labranza.  De momento, los agricultores aseguran que la situación no es alarmante y no se han tomado medidas oficiales para frenar esta plaga que el año pasado devastó los campos castellanoleoneses.