Empresario imputado en el caso Malaya. La caja cordobesa CajaSur se ha querellado contra su ex socio, Rafael Gómez, y contra su antiguo director general, Francisco Jurado, por la presunta comisión de dos delitos «de administración desleal», según el presidente de la entidad, Santiago Gómez Sierra. Rafael Gómez se enfrenta a la querella de la caja que ha financiado gran parte de sus operaciones y con la que compartió el 50% de la sociedad mercantil Arenal Sur 21. CajaSur denuncia que Gómez contrató en agosto de 2004 por la cantidad de un millón de euros unos trabajos al parecer ficticios o de imposible cumplimiento, ya que consistían en tramitar con el Ayuntamiento de Manilva (Málaga) el aumento en un 942% la edificabilidad de una parcela que no podía superar el 30%.